Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
sábado, 20 diciembre 2014
20:27
Actualizado a las 

La Razón

La «huelga de bolis caídos» seguirá porque el sindicato no se fía de Zoido

  • 1
Aspecto que presentaba ayer la asamblea del Sindicato Profesional de Policías Locales, en la jefatura de La Ranilla
Aspecto que presentaba ayer la asamblea del Sindicato Profesional de Policías Locales, en la jefatura de La Ranilla

SEVILLA- Aunque la asamblea ha dado el visto bueno al acuerdo alcanzado entre el Sindicato Profesional de Policías Municipales de España (Sppme) y el Ayuntamiento sobre la reclasificación del cuerpo, la denominada «huelga de bolis caídos» continuará porque los agentes «no se fían» del alcalde, Juan Ignacio Zoido, ni de los incumplimientos anteriores. La asamblea, celebrada ayer en la nueva jefatura de La Ranilla, rechazó por mayoría levantar las medidas de protesta hasta que dicho acuerdo no se concrete en el órgano ejecutivo correspondiente, ya sea el Pleno municipal o la Junta de Gobierno Local.

La huelga ha derivado en un drástico retroceso del número de sanciones y retirada de vehículos por parte de la grúa, así como en la negativa inicial al uso, y posterior denuncia ante Tráfico, de patrulleros a los que les ha caducado el plazo para la Inspección Técnica de Vehículos (ITV), circunstancia que la corporación local atribuye a un plazo erróneo como consecuencia de un fallo en su matriculación como vehículos de servicio público.

El acuerdo contempla el pago a finales del presente año 2012 de algo más de un 20 por ciento de los 2.900.000 euros adeudados a la plantilla en concepto de reclasificación, es decir, unos 600.000 euros, mientras que el resto se abonará en el transcurso de los ejercicios 2013 y 2014.
En el consenso alcanzado ambas partes han conjugado la reclasificación con la entrada en vigor de la normativa, donde se establece que los funcionarios tienen que trabajar dos horas y media semanales más, lo que inicialmente suponía que a los policías se les iban a bajar las retribuciones. Finalmente, este extremo no se llevará a cabo, aunque, como compensación, los agentes deberán trabajar gratis una serie de festivos –se estiman unos tres, dependiendo de cuándo entre en vigor la Ley de Presupuestos–.

Recientemente, el delegado de Movilidad, Demetrio Cabello, afirmó que el objetivo es abonar las cantidades hasta el día 1 de enero de 2014 y apostó por «seguir trabajando por Sevilla y para los sevillanos haciendo que las cosas funcionen razonablemente bien».
«Se trata de llegar a tener la Policía que queremos porque no es lo mismo trabajar con la moto o por la noche que estar sentado en un despacho en horario de mañana», advirtió.

 

Denuncian que los gorrillas de Bami «controlan la calle»
La presidenta de la asociación de vecinos «Bami Unido» ha denunciado ante la Policía actos vandálicos que han causado daños en su vehículo cuando éste se encontraba estacionado en la calle Castillo de Constantina. Laura Baños, que relaciona este incidente con la presencia de gorrillas por ser «el único coche de la calle que ha sufrido estos desperfectos», lamentó que estas personas «controlan y dominan las calles», pues «la seguridad de los vecinos está totalmente olvidada por el Ayuntamiento». «La promesa de dotar de policía de barrio no se cumple y los aparcacoches amenazan a los vecinos que no les dan dinero», criticó.
 

Síguenos en