Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
lunes, 24 noviembre 2014
21:02
Actualizado a las 

La Razón

Madrid

Entre austeridad y gestos de cariño

  • 1

MADRID- Como cada año, los otros protagonistas de la celebración del Dos de Mayo ,más austera de los últimos años, fueron los corrillos. Muchos se estrenaban ayer en la Real Casa de Correos; si bien no en la recepción, sí en el cargo. Entre ellos estaban cuatro de los consejeros regionales, como Regina Plañiol, Salvador Victoria, Pércival Manglano y Pablo Cavero. También la alcaldesa madrileña, Ana Botella, que aún era delegada de Medio Ambiente cuando acudió el pasado año.

Y aunque las caras nuevas fueron  protagonistas de varios corrillos, también lo hicieron los viejos conocidos que, como el turrón en Navidad, volvieron para celebrar el Día de la Comunidad. Así, la presidenta regional, Esperanza Aguirre, se sorprendió muy grátamente cuando su antiguo consejero de Cultura, Santiago Fisas, le pidió un abrazo entre la multitud. Igualmente se pudo ver a Engracia Hidalgo, ahora secretaria de Estado de Empleo, y al ex número dos del Ayuntamiento de la capital, Manuel Cobo, que estuvo charlando largo rato con su anterior «jefe», Alberto Ruiz-Gallardón.

Entre los gestos de cariño que marcaron la jornada destacaron los de Santiago Segura hacia Toni Leblanc, que le devolvió los abrazos y las fotos que le hizo éste con un cariñoso pellizco en el carrillo cuando el director de cine regresó de recoger su galardón. Segura acumula así otro reconocimiento de los madrileños puesto que el pasado mes de febrero fue pregonero del carnaval de la capital. Cariñosos fueron también los mimos de Lucía Figar a una de las nietas de Aguirre que acudió en su cochecito bajo la vigilante mirada de su abuelo –el marido de la presidenta– que, si bien acompañó a su mujer en todos los corrillos, prefirió estar de pie al final de la sala durante la entrega de las medallas.

Y, por si no hubiese hecho fotos suficientes, el presidente de CEIM, Arturo Fernández, se dedicó a hacer de «paparazzo» con su móvil fotografiando a todos los premiados. Otra que tuvo que hacer «photocall» con una cola de personas fue Ana Botella, que incluso se retrató con la bailaora «La Chunga».

 

1808 une a Móstoles y Oviedo
La ciudad de Móstoles recordó ayer con diversos actos el levantamiento de sus alcaldes contra las tropas de Napoleón al inicio de la Guerra de la Independencia de 1808 y lo hizo celebrando el hermanamiento con Oviedo, cuyo alcalde, Agustín Iglesias, estuvo presente en la localidad madrileña. Oviedo sigue así la estela de municipios como Madrid, Cádiz, Zaragoza, Navia o Bailén, que también se han hermanado con Móstoles con motivo de los acontecimientos históricos del 2 de mayo de 1808 y de la Guerra de la Independencia. El alcalde de Móstoles, Daniel Ortiz, apeló al espíritu de 1808 contra las dificultades y dijo que hay que actuar «pensando ya en el día después de la crisis, encontrar el camino» y adelantarse.
 

Vídeos

  • 1