Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
martes, 21 octubre 2014
17:55
Actualizado a las 

La Razón

Coyuntura

El BCE aplaude las medidas de Rajoy pero pide reformas más ambiciosas

  • 1
El comisario europeo de Asuntos Económicos, Olli Rehn, junto al presidente del BCE, Mario Draghi
El comisario europeo de Asuntos Económicos, Olli Rehn, junto al presidente del BCE, Mario Draghi

"El Gobierno de España ha desplegado esfuerzos muy significativos en reformas económicas en un tiempo brevísimo, y hay que reconocer este esfuerzo", ha dicho Draghi en la rueda de prensa posterior a la reunión del consejo de gobierno del BCE celebrada en Barcelona.

El progreso fiscal no sólo en España y en Italia está siendo sustancial y, según ha explicado Draghi, se está aplaudiendo "insuficientemente" y habría que reconocer lo logrado, aunque sin llegar a ser complaciente.

Para el máximo dirigente del BCE, sigue siendo clave consolidar las finanzas públicas aunque insiste en que para ello es mejor hacerlo reduciendo gastos, preferiblemente gastos corrientes, que subiendo impuestos.

Además, en su intervención, el presidente del BCE ha destacado algunas medidas adoptadas por el propio organismo, como la inyección de liquidez, que cree han evitado que la región entrara en un "colapso crediticio".

Draghi también ha pedido a España y otros países que apliquen reformas "ambiciosas" para recuperarse, sin obviar la austeridad fiscal, que se debería apoyar en recortar gastos corrientes más que en subir impuestos o reducir la inversión.

Estas dos últimas opciones son las más fáciles de adoptar para países que se encuentran en una "situación de emergencia", ha explicado Draghi, aunque ha instado a corregirlas en el medio plazo y a buscar fórmulas para incentivar la actividad del sector privado.

El crecimiento económico debe ganar protagonismo
En cualquier caso, ha admitido que el crecimiento económico tiene que volver a ganar protagonismo en la Unión Europea y por eso opina que hacen falta más reformas estructurales, por ejemplo, para ganar competencia.

Pero Draghi también ha reclamado "más flexibilidad, movilidad y aumentar la igualdad" en el mercado de trabajo. Se trata de que con una disciplina común en todos los países de la Unión Europea, se apliquen medidas "con convicción y firmeza".

Además, ha dejado caer que otro ámbito de reformas podría pasar por aumentar las acciones del Banco Europeo de Inversiones (BEI), o redirigir los fondos de la Unión Europea a zonas de menores rentas.

Según ha resumido Draghi, se trata de que todos los países de la Unión Europea analicen dónde ven el euro dentro de diez años.


Además, mientras se decide la fórmula para que los bancos puedan sacar de sus balances los activos inmobiliarios problemáticos, Draghi espera que el Ejecutivo sepa encontrar una solución para que los mercados vuelvan a confiar en el sector.

También espera que el Gobierno sea capaz de lograr el ajuste fiscal necesario y que, a juicio de Draghi, es clave para que la economía salga de la recesión.

El progreso fiscal no sólo en España, sino también en Italia, está siendo sustancial y, según ha explicado Draghi, se está valorando "insuficientemente".

El presidente del BCE ha advertido en su intervención de que no habrá estímulos en el corto plazo por parte del banco central, por lo que deja en el aire posibles recortes de tipos de interés, que hoy mantuvo en el 1 % pero con la previsión de que la inflación se situará por encima del 2 % hasta principios de 2013.

Duda sobre nuevas inyecciones de liquidez
La duda sigue siendo si habrá nuevas inyecciones de liquidez, después de que Draghi haya elogiado que esta medida evitó un crisis crediticia y espera que impulse el crédito en cuanto la demanda se reactive.

Tampoco ha aclarado si el organismo volverá a comprar deuda soberana después de más de siete semanas sin hacerlo, ya que sólo ha dicho que el programa se mantiene al tiempo que ha insistido en que "no es eterno".

La idea en la que sí ha hecho hincapié es en que el crecimiento económico tiene que volver a ganar protagonismo en la Unión Europea y por eso hacen falta más reformas estructurales en varios países, por ejemplo, para ganar competencia.

Según ha resumido Draghi, consiste en que todos los países de la Unión Europea analicen dónde ven el euro dentro de diez años para actuar en consecuencia.

Por el momento, el organismo sigue esperando una recuperación gradual de la economía en la zona del euro a lo largo del año, ya que aunque persistan las incertidumbres, la recuperación mundial sigue su curso.

No obstante, ha admitido que los ajustes económicos, unido a las "elevadas tasas de desempleo", seguirán frenando el dinamismo de crecimiento de algunos países.

Vídeos

  • 1