Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
jueves, 24 julio 2014
08:21
Actualizado a las 

La Razón

Cataluña

Mas-Colell pide al Gobierno vía libre para cobrar por día de hospitalización

  • 1
El conseller de Economía señala que se pueden aplicar aún ajustes pero requieren modificar las leyes
El conseller de Economía señala que se pueden aplicar aún ajustes pero requieren modificar las leyes

BARCELONA-  Cobrar cinco euros por noche en el hospital –compensado el gasto en de las comidas–, que las personas con rentas superiores a 100.000 euros paguen el cien por cien de los medicamentos –y no sólo el 60 por ciento–, o imponer una tasa de utilización de las carreteras a los vehículos de gran tonelaje. Son algunos ejemplos de las medidas esgrimidas por el conseller de Economía, Andreu Mas-Colell, para lograr ajustar las cuentas autonómicas. Pero, para poder aplicar nuevos gravámenes o recortes, el Govern pide paso al Gobierno, porque, a su entender, las «tímidas» reformas del Ejecutivo no tendrán los resultados económicos esperados.

«Nos basta con que nos dejen hacer y no nos creen problemas», señaló ayer Mas-Colell, y añadió «necesitamos disponer de más libertad de acción» porque, según el conseller, «las medidas aprobadas por el Gobierno hace diez días van en la dirección correcta pero se quedan cortas». Con ello, el conseller reiteró el mensaje publicado horas antes en el diario «El País». En él, Mas-Colell se irguió como el portavoz de la Generalitat para exigir al Gobierno de Mariano Rajoy que o aplica iniciativas más contundentes para ajustas las balanzas fiscales o  modifica el marco legislativo para que sean las propias comunidades autónomas las que lo hagan.

Preservar la universalidad
Y es que, para el gobierno catalán aún hay margen para seguir recortando o buscando vías alternativas de ingreso, como las citadas anteriormente, siempre que «la universalidad –de la sanidad– quede garantizada». Sin embargo, «nos decepciona que nos se recogieran nuestras sugerencias» porque «tarde o temprano se acabarán imponiendo». Unas sugerencias que incluyen múltiples estudios como los informes Abril Martorell o Vilardell, que apuntan ya en 1991 la necesidad de dotar al sistema sanitario de mayor y mejor financiación para evitar su agotamiento.

El PP está dipuesto a negociar. «El coste de las estancias en los hospitales se puede debatir», señaló Enric Millo, portavoz del PP en el Parlament. Eso sí, siempre y cuando Mas se centre «en cómo sacar a Cataluña de las crisis» y no en «dar lecciones a Mariano Rajoy», apuntó Millo en alusión a las críticas de Mas-Colell hacia el Gobierno. A estas medidas se opuso el primer secretario del PSC, Pere Navarro, al considerar que el sistema sanitario catalán «ya está muy debilitado», porque los catalanes sufren «recortes dobles», y los nuevos ajustes persiguen cambiar el modelo y privatizar los servicios públicos.

Vídeos

  • 1