Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
domingo, 26 octubre 2014
01:19
Actualizado a las 

La Razón

Empresas

Ofensiva del Gobierno para recuperar los 67 millones invertidos por REE en Bolivia

  • 1

BUENOS AIRES- En algo se diferencia Bolivia de Argentina. Aunque la veda nacionalista la abrió la presidenta Cristina Kirchner, el Gobierno de Evo Morales ha mostrado menos prepotencia y se muestra dispuesto a negociar una indemnización. Habrá que esperar para ver si, como dice el proverbio aymara, «la palabra del líder es sagrada». Por lo pronto, el presidente de Red Eléctrica, José Folgado, llegará el lunes a Bolivia para entrevistarse con el ministro de Hidrocarburos y Energía, Juan José Sosa, después de la decisión del Gobierno boliviano de expropiar Transportadora de Energía (TDE), filial de la española.

La mitad de lo que pide REE
Según la empresa, este primer contacto de los directivos de la compañía con representantes del Gobierno boliviano tras el anuncio de la nacionalización servirá para «iniciar las negociaciones, alcanzar una compensación adecuada y defender así los intereses de sus accionistas».
Folgado, añade la empresa en un comunicado, defenderá las inversiones y mejoras en la red de transporte boliviana, realizadas por Red Eléctrica desde que adquirió TDE en 2002.

El Gobierno boliviano confirmó que indemnizará a REE tras evaluar sus inversiones y pasivos en TDE, cuya expropiación ha justificado argumentando «insuficientes» inversiones en la empresa boliviana. Los funcionarios del altiplano pretenden comenzar «el regateo» con un cifra ridícula: 39,9 millones de dólares.

Sin embargo, según las cuentas de TDE en 2011, el patrimonio neto de la compañía era de 1.151 millones de bolivianos (unos 123 millones de euros), mientras que en 2010 era de 115 millones.

Red Eléctrica defiende además que ha realizado un «importante esfuerzo inversor» en el país con 67 millones de euros: 56,3 millones desde el 2002 hasta el 2011, de los cuales 53 corresponden a proyectos de la red transporte, y 10,7 millones más a proyectos ya iniciados. Una cantidad, subrayan, que supone casi el valor de compra de TDE, ya que Red Eléctrica la adquirió en el 2002 por 91 millones de dólares(unos 69 millones de euros), «lo que refleja el compromiso de la compañía por el desarrollo de este país».

Sin embargo, Folgado no llegará solo. Junto a él arribará al país una delegación española encabezada por el secretario de Estado español de Cooperación Internacional y para Iberoamérica, Jesús Gracia. Bolivia encabezó la lista de países que más ayuda al desarrollo recibieron de España durante 2010. Más de cien millones de euros fueron hacia La Paz. El año anterior se le había condonado una deuda de otros 62 millones en créditos FAD (Fondos de Ayuda al Desarrollo). Además, España es el segundo inversor tras EE UU.

 

Margallo: «Está encauzado»
El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, expresó ayer su confianza en que no haya más expropiaciones de empresas españolas en Iberoamérica y aseguró que  la crisis provocada por la nacionalización de la filial de REE por el Gobierno   boliviano «está encauzada» ya que el Ejecutivo de Evo Morales ha indicado que la tasación del valor de la energética la hará «una   empresa independiente». Margallo pidió a Argentina que siga los pasos de Bolivia y pague un justiprecio por YPF.

 

La oposición argentina vota contra la confiscación de YPF
El mismo día que Repsol emprendía acciones legales, el Congreso votaba la ley de expropiación. Se esperaba que más de 200 diputados votaran a favor. Pero hubo división en la oposición. El Partido Radical no votó en bloque. El PRO –único partido de derechas de Argentina– mostró su desacuerdo. La diputada macrista Paula Bertol refrendó el rechazo al proyecto de expropiación parcial de YPF y dijo que su partido presentó un plan alternativo que «quiere dar un verdadero marco jurídico a las inversiones». Bertolt criticó que se está abusando de las emociones y sostuvo que «se debería primar la razón». Ya sólo falta que Cristina Kirchner firme el decreto y entonces sí, YPF volverá a ser de los argentinos.
 

Vídeos

  • 1