Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
martes, 21 octubre 2014
09:58
Actualizado a las 

La Razón

C. Valenciana

Buch planea que inversores compren pymes para unificarlas

  • 1
Uno de los principales problemas de las empresas valencianas es su tamaño reducido
Uno de los principales problemas de las empresas valencianas es su tamaño reducido

Valencia- Uno de los principales problemas del tejido empresarial de la Comunitat Valenciana es que el 98 por ciento de las sociedades son pequeñas y medianas empresas (pymes). Este tipo de compañías lo tienen muy dificil a la hora de competir en el exterior. Por ello, la Conselleria de Economía apuesta por que grupos inversores, principalmente de capital riesgo, compren estas empresas y las unifiquen entre ellas, de manera que ganen tamaño y puedan vender en el exterior con mayor facilidad.

El único inconveniente: introducir esta idea entre el empresariado valenciano como algo ventajoso y que no les hará perder su empresa aunque, en la práctica, pasarían a ser una especie de empleados de la misma.

Cambio cultural
La Conselleria deberá hacer una labor de instrucción entre los empresarios para convencerles de que se trata de una de las pocas salidas que les quedan para salir «con vida» de la actual situación. «Se trata de darwinismo económico», apuntaban fuentes de la Conselleria.
En cuanto a qué países vender, la estrategia también está muy clara. El futuro está en los llamados países emergentes, aunque ya están totalmente emergidos, como China y Brasil, donde cada vez hay una mayor cantidad de personas pertenecientes a la clase media alta adinerada, y lo que desean es comprar productos buenos europeos. «Ahí está nuestro mercado».

Algunas empresas valencianas, como Pikolinos, ya lo están haciendo, con muy buenos resultados. Ahora solo falta que las más pequeñas sigan la estela de estas firmas con mayor tamaño. Pero para ello, es fundamental que se lleve a cabo un proceso de concentración empresarial.

La Generalitat cuenta con cuatro fondos de capital riesgo, creados durante los últimos cinco años. Con el inicio de la crisis su actividad está un poco paralizada pero el nuevo conseller de Economía, Máximo Buch, pretende darle un impulso a esta herramienta de financiación.
La concentración empresarial afecta a todos los sectores. De hecho, según estas mismas fuentes, la Conselleria de Economía está instando a las compañías que se interesan por licitar en el concurso para la gestión de los hospitales, a que se agrupen en UTE (uniones temporales de empresas) con el fin de poder acceder a estos concursos.

En definitiva, se trata de cumplir con la máxima que reza que la unión hace la fuerza.

Vídeos

  • 1