Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
sábado, 19 abril 2014
21:27
Actualizado a las 

La Razón

Europa

Los laboristas consolidan su victoria en las elecciones locales británicas

  • El Partido Laborista británico ha cerrado con éxito las elecciones locales celebradas ayer en Inglaterra, Gales y Escocia, al lograr la victoria en 75 de los 181 municipios en juego --35 más de los que tenía actualmente--, en unos comicios que han pasado factura a las formaciones conservadora y liberaldemócrata, socios en el Gobierno central.

Arrastre los portlets debajo de este mensaje para anidarlos.
Arrastre los portlets debajo de este mensaje para anidarlos.

Los resultados finales indican que los laboristas han ganado 2158 concejales, 823 más de los que tenían actualmente, mientras que los 'tories' han perdido 405, hasta quedarse con 1.005 representantes locales. Por municipios, el partido del primer ministro, David Cameron, ha ganado en 42 circunscripciones.

Los socios del Partido Conservador en el Gobierno central, los liberaldemócratas, también han sufrido en sus carnes la pérdida de confianza en el Ejecutivo y han cedido 336 concejales, hasta quedarse con 431.

Según una previsión de la cadena BBC basada en los resultados ya publicados, el Partido Laborista ha conseguido el 38 por ciento de los votos (tres puntos porcentuales más que en los comicios anteriores), mientras que el Partido Conservador ha recibido el 31 por ciento (cuatro puntos menos) y los liberal-demócratas se mantienen con el 16 por ciento, aunque, por primera vez en su historia, tendrán menos de 3.000 concejales.

El Partido de la Independencia de Reino Unido (UKIP), de derecha y euroescéptico, ha logrado sus mejores resultados en unos comicios locales, al obtener el 14 por ciento de las papeletas en aquellos municipios donde había presentado candidatos, aunque no va a ver incrementado en gran medida el número de concejales.

BAJA PARTICIPACION
El índice de participación estimado en los comicios, en los que estaban en juego más de 4.700 asientos en ayuntamientos, es del 32 por ciento, el nivel más bajo desde el año 2000, según la BBC, que también ha informado de que el laborista Joe Anderson ha sido elegido alcalde de Liverpool. El principal partido de la oposición también controla ahora los ayuntamientos de ciudades como Birmingham (Inglaterra) y Cardiff (Gales).

Sin embargo, el Partido Conservador parte con ventaja en Londres, donde el actual alcalde, Boris Johnson, lideraba este viernes por la noche el recuento. Los primeros datos oficiales sitúan a Johnson por delante del laborista Ken Livingstone.

LOS 'TORIES' RESTAN IMPORTANCIA A SUS PERDIDAS
El 'premier' británico ha pedido perdón a los representantes de su partido en los consejos locales por verse arrastrados por un voto que los medios locales enmarcan en un prisma nacional, aunque ha rechazado que el Gobierno vaya a cambiar de rumbo.

"Son tiempos difíciles y no hay respuestas fáciles", ha explicado, al justificar las medidas que el Ejecutivo ha tenido que adoptar para combatir la deuda y el déficit y recomponer una "economía rota" que ha atribuido precisamente a la herencia del Partido Laborista.

Varios ministros del Partido Conservador también han restado importancia a los resultados afirmando que eran previsibles para un gobierno que ha cumplido la mitad de su mandato. El ministro de Asuntos Exteriores británico, William Hague, ha declarado: "Viendo esto, no se puede decir en absoluto que los laboristas van a acabar ganando las elecciones generales".

El viceprimer ministro y líder de los Liberal Demócratas, Nick Clegg, ha dicho que está "realmente triste" por la gran cantidad de concejales de su partido que han perdido sus asientos. Pero "seguiremos desempeñando nuestra función para rescatar, arreglar y reformar la economía británica", ha añadido.

"No es una labor fácil y no se puede hacer de un día para otro, pero nuestro deber es aumentar promover el empleo y la inversión y devolver la esperanza y el optimismo a nuestro país", ha manifestado Clegg.

Por su parte, el líder laborista, Ed Miliband, ha asegurado que está decidido a demostrar que su partido puede "ofrecer a Reino Unido el cambio que necesita". "Somos un partido que está recuperando la confianza de la gente, ganando terreno, pero aún queda trabajo por hacer", ha destacado.

Durante un acto en Southampton, Miliband fue alcanzado por un huevo que le impactó en el hombro, en la que ha terminado por convertirse en una de las imágenes de esta jornada de recuento.

 

Vídeos

  • 1