Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
miércoles, 23 abril 2014
10:05
Actualizado a las 

La Razón

Ciencia

Hubble apunta a la Luna para analizar la atmósfera de Venus

  • Este paisaje moteado pone de manifiesto que el impacto del cráter Tycho es uno de los lugares de aspecto más violento de nuestra Luna. Sin embargo, este no era el objetivo de los astrónomos. La imagen fue tomada en la fase de preparación para observar el tránsito de Venus por delante del Sol, previsto entre el 5 y el 6 de junio.

Arrastre los portlets debajo de este mensaje para anidarlos.
Arrastre los portlets debajo de este mensaje para anidarlos.
Foto: NASA
Foto: NASA

Hubble no puede mirar al sol directamente, por lo que los astrónomos han previsto apuntar el telescopio hacia la luna, usándola como un espejo para captar la luz solar reflejada y aislar la pequeña fracción de la luz que pasa a través de la atmósfera de Venus. Impresa en esa pequeña cantidad de la luz quedarán las huellas dactilares de la composición atmosférica del planeta.

Estas observaciones imitan una técnica que ya está siendo utilizada para probar las atmósferas de los planetas gigantes fuera de nuestro sistema solar, pasando por delante de sus estrellas. En el caso de las observaciones del tránsito de Venus, los astrónomos ya conocen la composición química de la atmósfera de Venus, y no muestra signos de vida en el planeta.

Sin embargo, el tránsito de Venus se utiliza para comprobar si esta técnica tendrá la oportunidad de detectar las huellas dactilares muy tenues de un planeta parecido a la Tierra, incluso uno que podría ser habitable para la vida, fuera de nuestro sistema solar, que transite de manera similar a su estrella propia. Venus es un objeto próximo excelente porque es similar en tamaño y masa a nuestro planeta.

Los astrónomos usarán un arsenal de instrumentos del Hubble -- la Advanced Camera for Surveys, la Wide Field Camera 3 y el Espectrógrafo de Imágenes del Telescopio Espacial--, para ver el tránsito en una amplia gama de longitudes de onda, desde el ultravioleta hasta el infrarrojo cercano. Durante el tránsito, el Hubble ajustará las imágenes y realizará la espectroscopia, que divide la luz del sol en sus colores constituyentes, lo que podría dar información sobre la composición de la atmósfera de Venus.

Hubble observará la Luna durante siete horas, antes, durante y después del tránsito para que los astrónomos puedan comparar los datos. Los astrónomos necesitan la observación a largo debido a que están en busca de firmas espectrales extremadamente débiles.

Vídeos

  • 1