Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
  • 1
    Alfonso Ussía

    OPINIÓN

    Alfonso Ussía

    Ing

Ofrecido por:
Iberdrola
lunes, 21 abril 2014
08:56
Actualizado a las 

La Razón

Iberoamérica

El Tribunal Supremo da vía libre a la Ley del Trabajo aprobada por Chávez

Arrastre los portlets debajo de este mensaje para anidarlos.
Arrastre los portlets debajo de este mensaje para anidarlos.

El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela dio hoy vía a la Ley Orgánica del Trabajo aprobada el pasado 30 de abril por el presidente del país, Hugo Chávez, y que pasó a estudio de esa instancia para que le diera "mayor fortaleza jurídica" y "constitucional".

"La Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia (...) declaró la constitucionalidad del carácter orgánico del Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley Orgánica del Trabajo, los Trabajadores y las Trabajadoras (Lottt)", señala un comunicado del Supremo difundido este viernes.

El escrito dice, además, que el tribunal constató que el instrumento legal se refiere a un conjunto de normas "cuyo objeto es establecer el desarrollo de derechos constitucionales".

La nueva norma fue elaborada por una comisión presidencial compuesta por parlamentarios, ministros y catedráticos, a quienes el mandatario ordenó su redacción.

La ley se aprobó a través de la Ley Habilitante, lo que obliga al presidente en el caso de las leyes orgánicas a ser autorizado por el TSJ antes de que entre en vigor.

La Asamblea Nacional aprobó en diciembre de 2010 poderes especiales a Chávez que le permite gobernar durante 18 meses por decreto y sin control del Parlamento.

La Ley de Trabajo, que ha sido señalada por la oposición como un instrumento usado por el chavismo para conseguir votos de cara a las elecciones presidenciales del próximo 7 de octubre, establece el pago doble en caso de despidos injustificados y el cálculo de las prestaciones con base en el último salario.

Además prevé una jornada laboral de 40 horas diurnas y no de 44, como estaba estipulado en la normativa anterior, elimina la tercerización de actividades o subcontratación y que el permiso de maternidad para las trabajadoras sea de 26 semanas

Vídeos

  • 1