Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
sábado, 30 agosto 2014
12:10
Actualizado a las 

La Razón

Europa

Un candidato vestido de pingüino supera al liberaldemócrata en Edimburgo

  • 1

El desastre del Partido Liberaldemócrata en Escocia, donde perdieron más de la mitad de sus concejales, se evidenció de manera grotesca en un distrito de Edimburgo, donde su candidato fue superado hoy en votos por un ecologista disfrazado de pingüino.

Mike Ferrigan, que se apodó a sí mismo "Professor Pongoo", se presentó hace cuatro semanas como candidato independiente a la circunscripción electoral de Pentland Hills y durante su campaña ha visitado escuelas de la zona vestido de pingüino para concienciar a la población sobre los peligros del cambio climático.

"Los laboristas y los liberaldemócratas hablan mucho pero yo, como pingüino, les puedo enseñar cómo se hacen las cosas", proclamó el "Professor Pongoo".

Contra todo pronóstico, los resultados oficiales anunciados hoy mostraron que este esperpéntico candidato obtuvo 444 votos en este distrito del sur de Edimburgo, mientras que el liberaldemócrata Stuart Bridges cosechó  370.

Los medios británicos se hicieron eco de esta inusitada derrota, que en cuestión de minutos se convirtió en un símbolo del duro castigo recibido por el partido del viceprimer ministro, Nick Clegg, que gobierna en Londres junto con los conservadores, en las elecciones locales que se celebraron ayer en el Reino Unido.

Las usuarios de redes sociales como Twitter no desperdiciaron la ocasión para bromear sobre ello con etiquetas como "liberaldemocidio" o "derrotado por un pingüino", mientras que algunos incluso pidieron que el carismático candidato se presente a primer ministro.

La coalición con el Partido Conservador de David Cameron pasó factura al partido de Nick Clegg, que sólo se impuso en dos localidades y se quedó con 431 concejales (336 menos).

El castigo fue especialmente duro en Escocia donde los liberales perdieron más de la mitad de los ediles que tenían anteriormente así como la alcaldía de Edimburgo, una de las ciudades más importantes que gobernaban

Vídeos

  • 1