Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
  • 1

    OPINIÓN

    Alfonso Ussía

    Golf

Ofrecido por:
Iberdrola
sábado, 02 agosto 2014
03:29
Actualizado a las 

La Razón

Coyuntura

Rajoy anuncia un segundo decreto para sanear el sistema financiero

  • El presidente del Gobierno ha anunciado hoy que el viernes se aprobará un segundo decreto para sanear el sistema financiero que servirá para que en el futuro todas las entidades queden capitalizadas, aunque ha aclarado que "solamente entrará dinero público en una situación límite".

  • 1
Rajoy anuncia un segundo decreto para sanear el sistema financiero
Rajoy anuncia un segundo decreto para sanear el sistema financiero

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha anunciado hoy que el viernes aprobará un segundo decreto para sanear el sistema financiero para que "en poco tiempo" las entidades queden "perfectamente capitalizadas", y ha abierto la posibilidad de inyectar dinero público "en una situación límite".

En una entrevista en la emisora Onda Cero, el jefe del Ejecutivo ha afirmado que "no está decidido que haya dinero público en esta operación", pero "si eso fuera necesario para salvar al sistema financiero no renunciaría" a hacerlo, tal y como ha ocurrido en otros países europeos y en España en el pasado a través del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB).

El jefe del Gobierno ha recalcado que uno de los objetivos de la reforma financiera, de la que ahora se va a dar el segundo paso, es que se fije el "precio real" de las viviendas en los balances de los bancos, y que estos activos inmobiliarios se saquen a la venta, "aunque pierdan dinero todos, promotores y bancos".

Pero Rajoy ha afirmado que no es "partidario del banco malo", que se encargaría de gestionar los activos inmobiliarios problemáticos de los bancos españoles afectados por el derrumbe de la burbuja inmobiliaria.

Preguntado por si el Gobierno estaría dispuesto a prestar o inyectar dinero público para salvar Bankia, ha insistido en que su "última intención" sería dar ese paso, pero el Consejo de Ministros va a tomar "medidas importantes", que no ha querido detallar, con el "objetivo fundamental" de que no haya "ninguna duda" sobre la solvencia de las entidades.

La intención, según Rajoy, es que "no haya dudas", que "haya claridad", y que "los bancos puedan financiarse fuera de España".

El presidente del Gobierno ha recalcado que en todo caso las medidas que van a adoptarse no afectarán al objetivo de déficit, situado este año en el 5,3 % del PIB, y que según ha asegurado "está encarrilado".

Rajoy ha recordado que la falta de crédito es "sin duda" uno de los grandes problemas en España, sobre todo para pequeñas y medianas empresas, autónomos y familias, motivo por el que el Gobierno está adoptando medidas como la hoy anunciada.

Para el presidente del Gobierno, España "no está ni lejos ni cerca" de una intervención por parte de las autoridades europeas y el FMI, simplemente porque tal intervención "no podría" llevarse a cabo, por lo que es un escenario que no le genera "ni dudas ni preocupaciones".
Pero la principal preocupación de Rajoy es el desempleo, y por eso ha definido el dato del pasado abril, en el que el paro se redujo por la Semana Santa, pero diez veces menos que hace un año, como "malo, muy malo".

Ha recalcado que confía en que el número de parados no llegue a sobrepasar los 6 millones -en la actualidad está en 5,6, según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA)- pero ha rechazado hacer "elucubraciones" con estas cifras.

A pesar de este nivel de desempleo y de las reformas "antipáticas" que su Gobierno está teniendo que implementar, ha asegurado que no teme un aumento de la conflictividad social, porque confía en los españoles.

A su juicio, los ciudadanos saben que "llevará tiempo, pero de esta vamos a salir", y ya el próximo año se registrará crecimiento de la economía (un 0,2 % según las últimas previsiones presentadas).

En este momento "cuando mejore un poco la actividad económica", ha dicho, será cuando tenga sus efectos la reforma laboral para crear empleo.

INTERVENCIÓN DE LAS AUTONOMÍAS

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, aseguró hoy que España no será intervenida y espera que no lo tenga que ser ninguna CC.AA. Sin embargo, aseguró que si alguna región lo necesita "será intervenida".

"No estamos ni lejos ni cerca, simplemente no estamos. No es un tema que me genere dudas y preocupación porque mi primera preocupación ahora es el paro", aseguró el jefe del Ejecutivo al ser preguntado si había riesgo de que España fuera intervenida.

En cuanto a la posibilidad de que alguna CCAA acabe siendo intervenida por el Estado, Rajoy mostró su esperanza en no tener que hacerlo, pero advirtió tajantemente: "si haya alguna que lo necesita, será intervenida".

En este sentido, explicó que las CC.AA. "son España" y recordó que el Gobierno les está ayudando. Recordó, en este sentido, que les ha facilitado anticipos a cuenta; duplicado el plazo para devovler dinero de los ejercicios en que recibieron de más; han puesto en marcha un plan de proveedores para que paguen todas las deudas con proveedores y han establecido la línea de crédito del ICO para que cuando vayan a refinanciar vencimientos de deuda, y nadie les refinancie, lo haga el ICO.

Tras la adopción de estas medidas, el presidente considera que las CC.AA. "tienen que cumplir" como tiene que cumplir "todo el mundo". Recordó que en España, el esfuerzo para desendeudarse lo han hecho ya las pymes, las empresas y las familias, pero ahora, señaló, "lo tiene que hacer la administración". "Es obligado", apostilló y añadió que "el Gobierno, que lo ha tenido claro, hará todos los esfuerzos para conseguirlo".

SUBIDA DEL IVA

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha afirmado este lunes que espera no tener que subir el IVA en 2013, pero ha dejado claro que "lo hará" si lo considera necesario para ayudar a sacar a España de la crisis, aunque sea una medida que no le gusta y aunque hubiera dicho que no lo iba a hacer.

"Yo prefiero no subir el IVA en 2013, pero si considero que es bueno para los intereses generales de España, lo haré y haré cualquier cosa que sea necesario para sacar a España de esta situación", ha señalado en una entrevista con Onda Cero recogida por Europa Press.
El jefe del Ejecutivo ha asegurado que, pese a que ha tenido que subir algunos impuestos, como el IRPF, por culpa de la situación económica, "su planteamiento político y su forma de pensar" es la de bajar los impuestos. "Yo quiero bajar los impuestos, pero en una situación como ésta no puedo hacer lo que me gustaría", ha admitido.

 

 

Vídeos

  • 1