Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
sábado, 01 noviembre 2014
07:37
Actualizado a las 

La Razón

Fútbol

Thibout Courtois: «Jugamos la final y soy muy feliz»

  • «Al Valencia le ganamos dos veces y en Liga sólo le sacamos un punto. El fútbol es muy raro... En Europa competimos muy bien contra equipos que son más fuertes que algunos españoles»

  • 1
  Hace dos años dije: "Sería increíble estar en ese equipo y jugar una final"»
Hace dos años dije: "Sería increíble estar en ese equipo y jugar una final"»

Bucarest- Hace tan sólo dos años, cuando el Atlético de Madrid, entrenado por Quique Sánchez Flores, ganaba su último título europeo –en Hamburgo, al Fulham inglés–, Thibout Courtois (Bélgica, 11 de mayo de 1992) era un simple espectador neutral, un joven de 18 años recién cumplidos que pensaba que algún día quizá llegaría a disputar una final. Mañana, a punto de cumplir los 20, será ese día.

–¿Podía esperar algo mejor que disputar una final este año?
–Antes de empezar aquí, no podía creer que iba a jugar una final europea. Es el sueño de todos los chicos cuando son pequeños, jugar, por ejemplo, una final de la «Champions» o de la UEFA. Ahora estamos aquí y estoy feliz por jugar mi primera final con el Atlético. Esperamos poder ganar, jugar un buen partido, que también es muy lindo para los aficionados, y celebrarlo en Neptuno.

–¿Cómo vivió la final de hace dos años?
–Vi el partido en casa. Si eres un futbolista, te gusta el fútbol; y las finales, como la de «Champions» y la de «Europa League», te gusta verlas. Vi también al Atlético. Cuando acabó el partido, recuerdo que les dije a mis padres: «Sería increíble jugar en ese equipo y jugar una final». No podía pensar que en dos años iba a estar en el Atlético y jugar la misma final. Por eso soy muy feliz.

–No se lo imaginaba.
–Hace dos años era tercer portero en mi equipo belga y el año pasado fue muy bueno, fui campeón, me traspasaron y ahora estoy aquí. Soy muy feliz.

–¿Es mejor portero ahora que cuando llegó?
–He cambiado, también  porque la Liga es un poquito diferente al campeonato belga. Por eso tienes que cambiar tu juego. Soy más completo ahora, pero tengo 19 años y todavía puedo que aprender mucho.

–¿Su momento más difícil fue el partido contra el Real Madrid en el Calderón?
–Para un portero no es bueno recibir goles de Cristiano, pero esta temporada creo que cada portero ha recibido uno. En el primero me pude colocar mejor, pero el segundo fue un golazo para mí y para mucha gente. Siempre está mal recibir goles, pero es una oportunidad para poder aprender mucho.

–¿Qué importancia tiene para usted que el segundo entrenador de Simeone sea el «Mono» Burgos, que ha sido portero?
–Con nosotros trabaja el  entrenador de porteros, Pablo. El «Mono» no habla mucho, pero a veces dice cosas para ayudar porque  fue un buen portero.

–¿Qué cambió en el equipo con la llegada de Simeone?
–La presión, la intensidad, tenemos más agresividad. Jugamos mejor, más con un estilo, con una idea. Estamos atentos a todos los detalles, que son muy importantes y a veces deciden un partido.

–¿Por qué el equipo cambia tanto entre la Liga y la competición europea?

–Es muy raro, no tengo una explicación. En Europa jugamos muy bien contra equipos que a veces son más fuertes que los de la Liga española. Al Valencia le hemos ganado dos veces y en la Liga sólo tenemos un punto contra ellos. Es muy raro, es fútbol.

–El Athletic es un equipo al que conocen bien. ¿Qué le preocupa del rival?
–Para nosotros es mejor, creo, que jugar por ejemplo contra el Sporting, que no le conocemos mucho. Contra  el Athletic hemos jugado dos veces, lo vemos muchas veces por la tele, sabemos dónde podemos hacer daño, pero ellos lo saben también de nosotros. Eso iguala la final.

–¿Cómo se para a Llorente?
–La obligación primero es para los defensas, con ayuda de todo el equipo. Ellos cuelgan muchos balones a la cabeza de Llorente y, si puedo salir, es importante para poder ayudar al equipo. Con mi altura, normalmente puedo salir mucho y eso es bueno para el equipo.

–Es un delantero muy complicado para los porteros.
–Es verdad que con él hay que saltar muy arriba porque es muy alto. Nuestros defensas, Godín, Miranda, Domínguez, son muy altos, pero es muy difícil.

–¿En qué ha mejorado en este año en el Atlético?
–En mi juego con los pies, en los saques con la mano, en la colocación. En todo, creo.

–El juego con los pies ya lo traía aprendido de Bélgica.
–Sí, pero el juego con las manos lo he aprendido de los suramericanos. En Bélgica no lo hacía mucho.

–¿Se fija también en la manera de parar de  los suramericanos?
–No, no. En eso tengo mi estilo también, aunque hay que aprender de todo. Es importante dar buenos balones a los delanteros. Ahora saco más bajo y muy lejos sin hacer mucho esfuerzo.

 

«Lo del Chelsea es fútbol»
Thibout Courtois juega en el Atlético, pero pertenece al Chelsea. Y, aunque continuará un año más en el Calderón –«Está casi listo, sólo quedan detalles», dice–, sigue pendiente del club propietario de sus derechos. «Estoy feliz porque esta temporada ha sido muy difícil para ellos y ahora pueden jugar la final de la Liga de Campeones». «Mucha gente decía que es injusto el triunfo del Chelsea porque es antifútbol, pero también es fútbol», añade. «El Barça marcó dos goles en el Camp Nou, pero también recibió dos. Eso es porque el Chelsea jugó bien, es fruto de una buena táctica. Eso es fútbol», asegura. Y reconoce que contra el Barcelona no puedes mandar. «Cuando juegas contra ellos, sabes que va a ser muy complicado. Pero hay que buscar la manera de poder ganar. Y el Chelsea lo hizo». Otro atlético que canta los goles de Torres.

Vídeos

  • 1