Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
lunes, 22 diciembre 2014
03:19
Actualizado a las 

La Razón

Una pelea para los ojos de Del Bosque

  • El Athletic y el Atlético son dos equipos conectados desde el nacimiento del equipo madrileño como un filial del equipo bilbaíno. Dos equipos con los mismos colores y el mismo nombre original que ahora pelean por ser el mejor del continente en su categoría.

  • 1
.
.

Pero en el césped, mañana, habrá más peleas, la de Bielsa y Simeone por ser el cuarto entrenador argentino en ganar una competición europea. La disputa entre el maestro y el alumno, entre el antiguo seleccionador argentino, Bielsa, y el hombre al que eligió para ser su capitán, Simeone. Falcao y Llorente pelearán también por el honor de ser el mejor delantero de la competición, por ocupar el lugar decisivo que hace dos años tuvo Diego Forlán. El uruguayo no fue el máximo goleador del torneo, pero sí fue el héroe, el hombre decisivo en las semifinales y en la final para que el Atlético ganara la Liga Europa ante el Fulham.

 

Hay muchos duelos, pequeños partidos que se juegan dentro del partido grande, el que elige al campeón. Pero hay uno del que estará especialmente pendiente el seleccionador, Vicente del Bosque. Desde que Sergio Ramos fue readaptado por Mourinho a jugar como central, Del Bosque busca un lateral derecho para la Selección. Arbeloa tiene la ventaja de que ya es campeón de Europa y del mundo con la "Roja", un defensa polifacético que puede tapar cualquier agujero en el fondo del equipo. Como Puyol, que puede verse exiliado al costado derecho si el técnico arriesga con Piqué y Sergio Ramos como pareja de centrales.

Pero el encuentro de mañana le ofrece otras dos alternativas. Con un ojo, Del Bosque mirará el rendimiento de Iraola en el lateral derecho del Athletic. Con el otro, examinará a Juanfran, un futbolista al que conoció como extremo en la cantera del Madrid y que ahora el Atlético explota desde el lateral derecho.

Iraola tiene la ventaja de la costumbre. Ya ha sido varias veces internacional y tuvo que suspender su luna de miel por disputar unos amistosos con la Selección el año pasado. Juanfran tiene el atractivo de la sorpresa, el futbolista al que no se espera. Al principio de la temporada se le veía como un fichaje fracasado, otra inversión ruinosa del Atlético. Llegó a mitad de la pasada temporada desde Osasuna como el sustituto de Simao, un futbolista para abrir las bandas en ataque. Sin haber entrenado con el primer equipo rojiblanco, Quique le hizo debutar en un partido de Copa contra el Real Madrid. Después lo borró.

Y ahí siguió, en el olvido, hasta que Manzano le recicló como lateral derecho para enfrentarse al Granada. Forzado por la lesión de Silvio, Simeone lo continuó explotando en esa función hasta que se convirtió en el futbolista más en forma del equipo. Ya no es un fichaje fracasado. Ahora, Del Bosque lo observa.
 

Síguenos en