Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
  • 1

    OPINIÓN

    Alfonso Ussía

    Golf

Ofrecido por:
Iberdrola
sábado, 02 agosto 2014
10:37
Actualizado a las 

La Razón

Finanzas

Rajoy dice que el único que ha dado dinero público a la banca «es el PSOE»

  • 1

Rajoy no ha pronunciado el nombre del banco presidido hasta ahora por el exministro 'popular' Rodrigo Rato y ha respondido a la pregunta de Iglesias aludiendo en general a la reforma financiera que, según él, el Gobierno ha tenido que hacer porque los socialistas sólo hicieron "parches" de manera que ninguna entidad española "se puede refinanciar fuera" ni dar crédito.

Sobre la reforma, se ha limitado a señalar que tiene "dos fases", una primera por la que se obligó a las entidades a provisionar 50.000 millones --"que ustedes no hicieron"-- y una segunda que aprobará el Gobierno este viernes por decreto-ley, pero sin adelantar ningún detalle.

En su pregunta a Rajoy, Iglesias le había afeado al presidente que pueda encontrar "10.000 millones de euros para un banco" y no "para la salud y la educación de los ciudadanos", dos partidas en las que el Gobierno quiere ahorrar precisamente esa cifra. También le ha recordado los "tejemanejes liberales del Gobierno de la Comunidad de Madrid con la Caja en 2009".

Ambos han protagonizado un bronco rifirrafe, con aplausos, gritos y abucheos de sus respectivas bancadas, en el que el socialista ha acusado a Rajoy de haber incumplido su programa electoral y el jefe del Ejecutivo le ha devuelto el golpe una y otra vez con la herencia recibida y el "engaño" del déficit público de 2011.

"No me quejo de la herencia recibida, señor Iglesias, me quejo del engaño", le ha dicho al final de su intervención. Y, en todo caso, ha recalcado que, "con herencia o sin herencia", su intención es "seguir en la senda reformista de estos últimos tiempos". "Y creo sentir el apoyo y el calor de una mayoría muy amplia de ciudadanos, ha remachado.


"EN SU DÍA LES DEJAREMOS UNA HERENCIA COMO LA DE 2004"
Según Rajoy, hay que "hacer muchas cosas para darle la vuelta a la situación" de España. "Haremos todo lo que sea necesario para que vuelva a haber crecimiento y empleo y para dejarles a ustedes en su día una herencia como las que les dejamos en 2004", ha proseguido.

En su pregunta, el portavoz socialista había acusado a Rajoy de haber roto sus promesas electorales de no recortar en sanidad, ni en educación ni en pensiones --en este último caso subiendo el IRPF a los pensionistas y haciéndole pagar medicamentos--, así como de haber subido impuestos a la vez que prometía una "gran bajada".

"Qué poco le duran a usted sus convicciones", le ha afeado, subrayando además que el PP consiguió "mayoría absoluta" en las últimas elecciones porque dijo que podía sacar a España de la crisis sin subir los impuestos, sin recortar la sanidad y la educación, sin abaratar el despido y sin recortar derechos de los trabajadores. Iglesias no ha perdido ocasión de desearle a Rajoy que este martes pueda salir del Senado "con normalidad", aludiendo a su anterior visita a la Cámara, cuando acabó marchándose por el garaje.


CUMPLIENDO COMPROMISOS DEL GOBIERNO DEL PSOE
El presidente del Gobierno le ha replicado que él está teniendo que cumplir, entre otras cosas, los compromisos que asumió el anterior Gobierno y no cumplió, empezando por el objetivo de déficit: "Eso lo voy a hacer porque es muy importante para recuperar la credibilidad de nuestro país dentro y fuera".

Rajoy no ha hecho alusión alguna a la puerta abierta este mismo martes por la Comisión Europea para un posible aplazamiento del objetivo del 3 por ciento de déficit. Es más, ha vuelto a ratificarse en el actual al justificar los recortes en el desvío registrado en 2011.

"La corrección del déficit para llegar al 3 por ciento en 2013, que es un compromiso de su Gobierno que yo también asumo, tiene que ser más intensa", ha dicho textualmente.

Además, le ha respondido a Iglesias que "por supuesto" un gobernante debe cumplir sus compromisos electorales y ha añadido que su "gran objetivo de legislatura es volver a la senda del crecimiento y de creación de empleo", con los instrumentos que ya había adelantado: reducir el déficit público, hacer reformas estructurales y en concreto una reforma laboral y sanear el sistema financiero.


"RECTIFICANDO" LO QUE SE HIZO MAL
A su modo de ver, el Gobierno está "actuando con realismo" y, además, está "rectificando algunas cosas" que los socialistas "hicieron mal", empezando por aumentar el déficit público a "límites insospechados". De hecho, ha insistido en que, de haberse cumplido el déficit del 6 por ciento del PIB en 2011 --en lugar del 8,5 por ciento--, habría "18.000 millones de euros más para gastar" y no habría sido necesario subir el IRPF.

Rajoy ha defendido también su ley de estabilidad presupuestaria después de una "relajación" anterior, la reforma laboral para "acercar" el sistema español al europeo después de dos reformas socialistas que "no apoyó nadie", la reforma financiera, el decreto para facilitar que comunidades y ayuntamientos paguen a proveedores, la reducción de empresas públicas y el facultar a las comunidades autónomas a que hagan "lo que estimen oportuno con las comunidades autónomas".

Así, ha reprochado a los socialistas que no hiciesen nada en este ámbito y ha reprochado a Iglesias sus críticas a la subida de la luz acusando al Gobierno anterior de "dejar un déficit de tarifa de 24.000 millones".

"No andan ustedes sobrados de autoridad moral y mucho menos para seguir haciendo política con minúsculas", ha añadido, a lo que Iglesias ha replicado que cree tener tanta autoridad moral como cualquier otro senador. Y que, a su juicio, un gobernante democrático está "obligado" por sus compromisos electorales".

Vídeos

  • 1