Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
sábado, 01 noviembre 2014
15:00
Actualizado a las 

La Razón

Coyuntura

El FMI pide a Alemania una mayor colaboración para resolver la crisis de la eurozona

  • El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha reclamado a Alemania que ayude a hacer frente a los desafíos a los que se enfrenta la eurozona, mediante el fortalecimiento del potencial de crecimiento de su propia economía y participando "activamente" en la creación de una visión conjunta europea sobre la "arquitectura post-crisis" de la eurozona, lo que ayudaría a recuperar la confianza económica.

  • 1
La cancillera alemana Angela Merkel (der) con la directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde
La cancillera alemana Angela Merkel (der) con la directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde

"Como la mayor economía de la eurozona, Alemania puede jugar un papel fundamental a la hora de hacer frente a los desafíos planteados por la crisis. Articular de una forma más clara la visión compartida de la Unión Económica y Monetaria sobre una apropiada arquitectura post-crisis ayudaría a restaurar la confianza de mercado", defiende en el informe sobre Alemania correspondiente al Artículo IV.

En este sentido, el FMI recalca que los positivos beneficios en el corto plazo de la necesaria implementación de ambiciosas agendas de reformas estructurales en algunos países de la eurozona debe completarse con medidas pan-europeas, como el uso de fondos estructurales de la UE o el incremento de la capacidad de préstamo del Banco Europeo de Inversiones (BEI).

Asimismo, cree que el natural reequilibrio de la economía alemana podría ayudar a la reducción de los desequilibrios en la eurozona. En este contexto, cree que las incipientes presiones deflacionistas en las economías de la periferia, esenciales para su reajuste de precios, podría traducirse en inflación en Alemania, donde es algo superior a la media de la zona euro.

En este sentido, el FMI cree que Alemania debería aprovechar la oportunidad para llevar a cabo sus propias reformas estructurales para aumentar aún más su potencial de crecimiento y diversificar sus fuentes, reforzando así el impulso de reformas en la eurozona. En su opinión, un crecimiento impulsado en mayor medida por aspectos internos ayudaría a aumentar el potencial de su economía por encima de lo previsto y generaría un "contagio positivo".

RECUPERACION ECONOMICA Y RIESGOS.
El Fondo cree que existen las condiciones en Alemania para una recuperación económica liderada por la demanda doméstica después de la contracción de finales de 2011, porque se está reduciendo el efecto de la caída de la demanda interna, al mismo tiempo que se siguen fortaleciéndose las condiciones de su mercado laboral.

"Respaldada por unos saneados balances de empresas y hogares, unos salarios más altos, unas expectativas de inflación bien ancladas y unos costes de endeudamiento más bajos, el crecimiento está previsto que alcance su potencial en la segunda mitad de 2012, impulsado tanto por el consumo como por la inversión", agrega.

Sin embargo, advierte de que su perspectiva en el corto plazo se ve empañada por una serie de riesgos a la baja derivados de aspectos externos, principalmente una intensificación de la crisis de la eurozona, que se contagiaría directamente a Alemania a través de canales reales y financieros e indirectamente por una caída de la confianza.

Asimismo, también avisa de que unas perspectivas del crecimiento mundial más bajas también afectaría a las previsiones sobre su actividad económica, así como un "abrupto aumento" de los precios del crudo debido a tensiones geopolíticas.

En su opinión, la principal prioridad política en el corto plazo es permitir la transición a un crecimiento liderado por la demanda doméstica para protegerse de los riesgos a la baja. Así, cree que un aumento de los salarios y de los precios de algunos activos formaría parte de un proceso nacional de reequilibrio de las fuentes de crecimiento.

REFORMA DEL SECTOR BANCARIO.

Por otro lado, considera que el actual entorno representa una oportunidad para avanzar en la reforma del sector financiero, acelerando los esfuerzos para reducir la ayuda pública a algunas entidades, procurando minimizar las pérdidas para el Estado, y fortaleciendo el marco de gestión de crisis.

En esta línea, reclama avances en una "amplia estrategia" destinada a mejorar la eficiencia y la estabilidad del sistema bancario, y en especial, cree que son necesarios "más esfuerzos" para reestructurar los bancos regionales alemanes (Landesbanken) y reformar sus modelos de negocio.

Asimismo, destaca que sigue siendo una "prioridad clave" garantizar la estabilidad financiera a la vista de posibles riesgos externos, ya que el sistema bancario sigue siendo "vulnerable" por sus elevados ratios de endeudamiento, la baja calidad del capital bancario, su significativa exposición transfronteriza y la amplia dependencia de la financiación mayorista.

Vídeos

  • 1