Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
viernes, 19 septiembre 2014
16:38
Actualizado a las 

La Razón

Asuntos Sociales

«Si eres joven y estás en paro hazte prostituta»

  • 1
La academia ofrece un curso teórico y práctico de una semana, con dos horas de clase diarias, por 100 euros
La academia ofrece un curso teórico y práctico de una semana, con dos horas de clase diarias, por 100 euros

Valencia- «Trabajo garantizado». Brandon Morales debió pensar que éstas eran las palabras clave para que su curso fuera un éxito. Y no se equivocó. En poco menos de 24 horas, 95 personas – de 19 a 49 años–  se interesaron por su oferta. Su propuesta es simple: un curso de prostitución profesional, con formación tanto práctica como teórica, por un precio asequible y con la garantía casi total de conseguir un empleo al finalizar.

La polémica estaba servida y también en menos de un día, el encargado de la «academia» se ha visto obligado a retirar los panfletos con el lema «Trabaja ya. Curso de prostitución profesional».

 Morales, de 25 años, que ejerce la profesión desde hace ocho años en la ciudad de Valencia y además regenta varias casas de citas, repartió centenares de anuncios entre los universitarios valencianos, aprovechando las dificultades a las que se enfrentan ahora los jóvenes para encontrar un puesto de trabajo. Precisamente, este es uno de los argumentos que esgrime el gobierno valenciano para exigir la inmediata retirada del curso.

En este sentido, la Generalitat, después de exigirle la retirada completa de toda la publicidad, remitió ayer un escrito al Ministerio Fiscal para que Morales afronte responsabilidades legales. En principio, se enfrentaría al delito de incitación a la prostitución, de abuso a personas en situación de necesidad, de publicitar un centro de «estudios» no homologado y, al más importante, un delito de proxenetismo, ya que ofrece trabajo en el mundo del sexo a aquellos alumnos que superen con éxito sus enseñanzas.

Tal y como explicó la Directora General de Familia y Mujer, la prostitución es una forma de violencia contra la mujer, por lo que el Gobierno autonómico estará «vigilante» para impedir el curso. En esta línea, defendió que el Ejecutivo dirigido por Alberto Fabra actuó con «inmediatez» y «contundencia» ante una práctica «deleznable».

Sin embargo, lo que la ciudadanía es un escándalo, para Morales es totalmente normal. Tal y como declaró ayer a LA RAZÓN, no entiende por qué se ha generado «tanta negatividad» en torno a su persona. «El curso es positivo. Quiero darle un guía a las personas que quieran dedicarse a esta profesión». En esta línea, insistió en que el objetivo de su oferta no es forzar a nadie a ejercer la prostitución.

Entonces, ¿por qué tanta polémica? «La prostitución es todavía un tema tabú en España y en el resto de países. Todo el mundo sabe que existe. De hecho, los periódicos publican anuncios de señoritas que ofrecen sus servicios. Yo quiero informar a las prostitutas para que no ejerzan dependiendo de nadie, sino que lo hagan por cuenta propia».

Además, el empresario del sexo explicó que ha recibido múltiples llamadas internacionales. Sin embargo, no aclaró si su intención es seguir adelante con la formación, ya que cortó la comunicación con este periódico al recibir una llamada de sus asesores legales.

Pasos para la graduación
Tampoco aclaró cuándo tenía previsto que empezará la formación. Antes de conocer la denuncia de la Comunidad Valenciana, explicó que la primera fase del curso es teórica, en la que aprenderán la historia y la situación legal en España de la profesión más antigua. Para ello, la empresa editó un manual explicativo en el que puede leerse «si eres joven y estás en paro, acabas de encontrar trabajo». «Se trata de enseñar a que nadie les explote porque nadie puede obligarles a practicar la prostitución», añadió.

Aprobada la parte histórica, los alumnos tendrán que superar la práctica, la que realmente les habilitará para graduarse. Según la empresa, se les enseñará el kamasutra, diferentes posturas sexuales habituales y demás prácticas comunes. El número de clases será opcional, según las necesidades de cada estudiante. Los cursos van dirigidos a personas de ambos sexos y en principio la duración es de una semana, con clases de dos horas diarias y con un coste de 100 euros.

Una vez superado con éxito todo el proceso, se les abre un abanico de posibilidades. En palabras de Morales, «este trabajo les permitirá conseguir mucho dinero rápido y fácil».
Las asociaciones de mujeres mostraron ayer su indignación con la noticia. La prostitución no está tipificada como delito en España, lo que sí está penado es el proxenetismo, por ello reclamaron que la Fiscalía tome las medidas necesarias para impedir que se impartan los cursos.

Ángela Cerrillos, presidenta de la Asociación de Mujeres Juristas Themis, calificó de «impresentable» este curso y pidió que se incluyera en la publicidad del mismo el nombre de las hijas de los políticos y responsables de medios de comunicación que permitan la difusión de este tipo de  anuncios».

«Es difícil cerrar la academia si no existe un delito. Había que saber si detrás de esta academia hay un grupo de proxenetas, si son éstos los que proporcionan las prácticas y el trabajo prometido se va a desarrollar en clubes de carretera o en bares de alterne», se pregunta Cerrillos.

Por su parte, Rocío Nieto, presidenta de la Asociación para la reinserción de la Mujer Prostituida, dijo que en ningún caso puede relacionarse esa academia con la formación porque degrada al ser humano a lo más ínfimo». Finalmente, se preguntó: «Les van a informar de que el trabajo que ofrecen será de jornadas de 14 horas, que tendrán que mantener relaciones sexuales con 15 personas cada día? y ¿quién va a administrar el dinero que ganan?

 

A la caza de candidatas en el campus universitario
Brandon Morales es consciente de la situación económica y ha buscado un golpe de efecto para lograr dinero fácil, mientras promociona y practica una actividad que él lleva ocho años ejerciendo. Para ello, ha habilitado un local céntrico en la ciudad de Valencia (muy cerca de la plaza de toros), en el que imparte las clases teóricas y prácticas. A su proyecto no le falta un detalle: una publicidad muy directa –«Trabaja ya, curso de prostitución profesional. Precio asequible, máxima discreción y garantía casi total de tener trabajo»–, una guía de trabajo con la legislación española y con la historia de la prostitución y un local en el que impartir las clases –habitación, con cama incluida, para las lecciones prácticas–. De momento, ha captado a 95 personas, pero la Fiscalía hará lo posible para que las clases no se lleguen a celebrar.
 

Vídeos

  • 1
  • 1

    ENCUESTA

    ¿Qué cree que votarán los escoceses en el referéndum de hoy?