Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
sábado, 25 octubre 2014
07:32
Actualizado a las 

La Razón

Destinos

Boston: ruta por la historia americana

  • 1
Boston: ruta por la historia americana
Boston: ruta por la historia americana

Recorrer Estados Unidos en un único viaje resulta prácticamente imposible, al menos para el común de los mortales. Y puestos a elegir, el viajero casi siempre opta por los destinos más «típicos», entre los que no faltan Nueva York, Washington, Chicago o Los Ángeles. Pero la amalgama de destinos estadounidenses esconde gratas sorpresas más allá de las principales metrópolis. Es el caso de Boston, una de las ciudades con más historia de Estados Unidos; no en vano allí se gestó la guerra de la Independencia, que enfrentó de 1775 a 1783 a las trece colonias británicas de la costa atlántica norteamericana con Gran Bretaña. Por ello, se la conoce como la «cuna de la libertad de América». A pesar de ello, Boston es una de las urbes con más espíritu europeo: su centro se mantiene en perfecto estado de conservación y en él se puede disfrutar de una completa agenda cultural y una animada agenda nocturna.

Ataviados de unos zapatos cómodos, el mejor modo de descubrir la ciudad es caminar a lo largo del peatonal «Freedom Trail» o Sendero de la Libertad. Esta singular travesía se adentra en los barrios históricos a través de 17 paradas obligatorias. Cada uno de estos altos en el camino representa un escenario clave en el devenir de la ciudad o de la historia moderna del país. Entre estas callejuelas se encuentra la vieja casa del héroe Paul Revere, la escuela donde estudió Benjamin Franklin, el Jardín del Boston Common, la antigua sede del gobierno colonial británico (convertido ahora en Museo de la Revolución Americana), el Ayuntamiento o la blanca iglesia de Park Street.

El Museo de Bellas Artes y el Acuario son dos buenas maneras de alterar el curso de nuestra visita histórica, aunque no está de más dedicar una tarde al «shopping» y dejarse caer por algún «outlet». En las calles Newbury y Copley se concentran más de 50 galerías y las boutiques más selectas.
 

Vídeos

  • 1