Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
domingo, 23 noviembre 2014
12:30
Actualizado a las 

La Razón

Hoteles

Habitaciones ilustres entre viñedos

  • El hotel Marqués de la Ensenada, en Valladolid, traslada al huésped al siglo XVIII gracias a la presencia de obras de arte de la época, pero sin renunciar a las comodidas de hoy en día
     

  • 1

Dormir entre personajes de la Ilustración y, al despertar, contar con las tecnologías más sofisticadas, es posible en el hotel Marqués de la Ensenada, en Valladolid, donde lujo y cultura van de la mano. El establecimiento lo conforman 29 habitaciones –tres de ellas son suites–, cuya decoración viene determinada por el personaje en concreto que les da nombre. Salas privadas, diferentes salones para eventos, una zona de exposiciones, una cafetería-biblioteca, un gimnasio con sauna y baño turco, así como el restaurante Antonio Ulloa completan sus instalaciones.

Ambiente histórico y pinceladas de lujo permiten al cliente adentrarse en la época ilustrada sin prescindir de las tecnologías más avanzadas en cuanto a información y comunicación de froma gratuita. El enclave del hotel –en pleno casco urbano– hace de éste un lugar óptimo para alojarse y disfrutar de las posibilidades que ofrece la provincia vallisoletana. Y es que en Valladolid el abanico de recursos turísticos, basados en la cultura del vino y la gastronomía, es muy amplio; ya que se trata de la única provincia española donde conviven hasta cinco denominaciones vinícolas.

RUTA GASTRONÓMICA

Tras conocer los encantos de la capital y pasear por sus zonas más emblemáticas, nada mejor que sentarnos a disfrutar de un buen vino con una suculenta tapa. Se antoja calificar la tapa como patrimonio de la ciudad, y tratándose de las vallisoletanas, porqué no de la humanidad. Algunas de ellas constituyen un exquisito manjar, además de ser inolvidables al paladar.

Antonio González, chef vallisoletano del restaurante Los Zagales y campeón del Concurso Nacional de Pinchos y Tapas 2010 ofrece un «show-cooking». En el acto se nos presentan cuatro de sus «joyas», con su correspondiente vino. Sus platos apelan a los cinco sentidos, ya que tanto el gusto como el olfato se integran en una exclusiva presentación para que el tacto sea de lo más sugestivo. De entre todos, destaca el «Tigretostón». Se trata de un combinado de pan negro, tostón, morcilla, cebolla roja confitada, piel de cochinillo y crema de queso (todo frito y templadito)  para chuparse los dedos. Cuando nos lo llevamos a la boca, sentimos la necesidad de volver a disfrutar de un buen manjar en miniatura, algo que resulta muy sencillo en la capital de Castilla y León.

FICHA

>>  Dirección: Avenida Gijón, 1, 47009, Valladolid.
 
>> Instalaciones: 29 habitaciones, salas privadas, salones para eventos y exposiciones, cafetería-biblioteca, gimnasio, sauna y baño turco.

>> Contacto: 983 361 491 y hotel@marquesdelaensenada.com.

>> Visitas:
merece la pena hacer una excursión a la bodega Protos, en la localidad de Peñafiel, así como a bodegas Mocén y a la finca Villacreces, ambas muy próximas a la capital vallisoletana.
 

Vídeos

  • 1