Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
martes, 02 septiembre 2014
15:56
Actualizado a las 

La Razón

Otros reportajes

Bajan de un avión a una niña de 18 meses confundida con una terrorista

  • Sospechosa de terrorismo. A sus 18 meses, con un biberón en una mano como arma más peligrosa, la pequeña Riyanna se había convertido, al parecer, en una inquietante amenaza para un vuelo de la compañía JetBlue del aeropuerto de Florida. Por eso fue obligada a desalojar la nave.

  • 1
Bajan de un avión a una niña de 18 meses confundida con una terrorista
Bajan de un avión a una niña de 18 meses confundida con una terrorista

Las medidas de seguridad en los aeropuertos se han convertido para muchos en un quebradero de cabeza. ¿Qué puede llevarse? ¿Hay que quitarse el cinturón y los zapatos? ¿Qué líquidos se pueden introducir?  ¿Cuál es el tamaño permitido de la maleta? ¿Con cuánta antelación hay que estar en el aeropuerto? Y, sobre todo, ¿ha pasado todo una vez que se consigue subir al avión?

En algunos casos, evidentemente, no. La psicosis antiterrorista en Estados Unidos ha obligado a bajar de la aeronave a una niña de 18 meses, de nombre Riyanna y procedencia árabe, porque estaba en la lista de sospechosos por terrorismo a los que no se debe dejar volar en Estados Unidos. Lo más llamativo es que en esa «lista negra» estaba por sus antecedentes la pequeña, pero no sus padres.

El incidente ocurrió en el aeropuerto estadounidense de Florida, en el vuelo 510 de la compañía JetBlue procedente de Fort Lauderdale y con destino a Newark (New Jersey). Al parecer, la niña estaba en una lista que las autoridades de Estados Unidos confeccionan con las personas sospechosas de terrorismo, a las que se les prohíbe subirse a ningún avión en el territorio nacional.

La pequeña, de padres estadounidenses pero ascendencia y religión musulmana, llevaba puesto el hijab, el tradicional pañuelo árabe. Pese a los intentos de sus padres, a los que les aclararon que no eran ellos los que estaban en la lista, sino la niña, no se le permitió permanecer en la aeronave.

Un error informático
Tras sus quejas, los empleados de la compañía aérea confirmaron que se había tratado de un error debido, según la versión oficial, a un problema informático por el cual la niña había sido introducida por error en la «lista negra». De hecho, la Administración de Seguridad en el Transporte de EE.UU. confirmó que en sus archivos no figura la pequeña Riyanna.

Sin embargo, la familia de la niña se negó a proseguir el vuelo ante la «humillación» que habían sufrido. Posteriormente, la compañía expresó de forma oficial sus disculpas por el malentendido, según informa la CNN.

Sospechosos de terrorismo en los aeropuertos
No obstante, un portavoz de la compañía aseguró que la tripulación actuó correctamente, ajena a que se trataba de un error informático, aunque recalcó que este tipo de medidas de seguridad deben tomarse de la manera más discreta posible.

En la polémica lista de sospechosos está incluido el nombre de 20.000 personas, 500 de ellas ciudadanos estadounidenses, en base a los informes policiales de las investigaciones antiterroristas. Por lo que se ve, el de Riyanna no es uno de ellos.

Vídeos

  • 1