Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
lunes, 22 septiembre 2014
01:06
Actualizado a las 

La Razón

Oriente Medio

Más de 20 muertos y un vehículo de la ONU dañado en una explosión en Siria

  • Más de una veintena de civiles murieron hoy en un ataque contra un funeral en la localidad de Jan Sheijun, en la provincia septentrional siria de Idleb, en un incidente en el que también resultó dañado un vehículo de los observadores de la ONU.

  • 1

Las versiones sobre lo sucedido son aún contradictorias, ya que mientras la ONU afirma que un artefacto explotó al paso de su convoy, los rebeldes y opositores locales señalaron que un proyectil de lanzagranadas RPG lanzado por las fuerzas del régimen impactó junto a la caravana.
      
El portavoz del Ejército Libre Sirio (ELS), Sami Kurdi, explicó a Efe que, pese a que había seis "cascos azules" presentes, las tropas abrieron fuego contra los participantes en las exequias de un activista fallecido la víspera, y que uno de sus proyectiles impactó contra un vehículo de la misión internacional. Por su parte, el activista sirio Muyahid al Daguim aseguró a Efe vía internet que el ataque segó la vida de 25 civiles y causó cerca de un centenar de heridos.
      
Sin embargo, grupos opositores sirio como el Observatorio de Derechos Humanos y los Comités de Coordinación Local redujeron a 20 y 23, respectivamente, el número de víctimas mortales.
      
"Nadie se puede salir a la calle porque los disparos de los francotiradores del Ejército son constantes", lo que impide también a los observadores abandonar los lugares en los que se han refugiado, agregó el activista .
      
Al Daguim agregó que los seis "cascos azules" -entre los que figuran, según él, un bangladesí, un danés y un somalí- están bajo la protección de los militares rebeldes y de civiles.
      
Desde Ginebra, Ahmed Fawzi, portavoz del enviado especial de la ONU y la Liga Árabe para Siria, Kofi Annan, confirmó que ninguno de ellos resultó herido y que ya se ha enviado un equipo para rescatarlos.
      
"Tres vehículos de la ONU resultaron dañados. No hubo heridos entre el personal de la ONU. La Misión ha enviado una patrulla al área para sacar a los observadores militares", afirmó el portavoz.
      
La UNSMIS cuenta ya con 189 observadores y 61 miembros de personal civil, encargados de verificar el cumplimiento del plan de paz de Annan, que incluye un alto el fuego, en vigor desde el 12 de abril, que tanto el régimen como la oposición armada incumplen.
      
Según los Comités de Coordinación Local, 48 personas -incluidas las de Jan Sheijun- murieron este martes en toda Siria, cifra que el Observatorio Sirio de Derechos Humanos redujo a 46.
      
De acuerdo con los datos de la ONU, más de 10.000 personas han perdido la vida en Siria desde que en marzo de 2011 estallaran protestas populares contra el gobierno que dirige el presidente Bachar al Asad.
      
La represión del régimen y las acciones armadas de la oposición han hecho, además, que unas 230.000 se hayan desplazado de forma interna y más de 60.000 hayan buscado refugio en países limítrofes, como Turquía y Líbano.

Vídeos

  • 1