Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
miércoles, 22 octubre 2014
20:20
Actualizado a las 

La Razón

Defensa

Jorge Manso: «Estamos ganando la iniciativa a los piratas»

  • «Los éxitos no son completos si no se actúa en tierra»

  • 1
Jorge Manso, ex jefe de la Operación Atalanta
Jorge Manso, ex jefe de la Operación Atalanta

MADRID- ¿Qué balance hace de su mando?
–Positivo. Durante los cuatro meses de mando hemos escoltado un gran número de buques del programa mundial de alimentos, que facilitan ayuda humanitaria a la población de Somalia; hemos colaborado con el fortalecimiento de la seguridad de la actividad pesquera y de las flotas en la zona del cuerno de África, siendo éste uno de los puntos de mayor tráfico marítimo, por donde navegan cada año 23.000 buques; hemos neutralizado una importante cantidad de embarcaciones piratas y todo esto con un número reducido de unidades a mi disposición en comparación con otras rotaciones de la operación Atalanta.

–Con menor número de buques, los efectos están siendo más patentes. ¿Por qué?
–Los piratas están sintiendo nuestra presión, nos estamos adelantando a sus tácticas y procedimientos, cada vez hay más acciones, los conocemos mejor y tratamos de ganarles la iniciativa y creo que lo estamos consiguiendo. Si comparamos mi periodo de mando con el mismo del año anterior, hemos pasado de 59 ataques a 21, el número de secuestros se ha reducido de 28 a cinco y se han incrementado las neutralizaciones de embarcaciones piratas de 20 a 23. Esto es debido a las medidas de autoprotección de los buques mercantes y a la continua presión de las fuerzas antipiratería en la zona. Estamos ganando la iniciativa a los piratas.

–¿Ese éxito se debe a que les tienen cogida la medida a los piratas o a que éstos se están debilitando?
–Una cosa va ligada a la otra. Las numerosas actuaciones sobre los piratas son fruto de una actitud proactiva de las fuerzas que operan en la zona, que hace que cada vez conozcamos más los procedimientos que emplean los piratas. A pesar de que los piratas estén sintiendo nuestra presión y tengan más dificultades, no debemos olvidar que son peligrosos delincuentes que siempre buscan nuevas formas de obtener dinero de forma ilícita, por lo que por muy debilitados que estén, su capacidad de regeneración es grande y siguen siendo una amenaza real.

–De cara al español de a pie. ¿En qué le beneficia esta operación?
–España ha apostado por la lucha contra la piratería por distintas causas: en primer lugar, el número de pesqueros españoles que hay en la zona faenando está más protegido; en segundo término, el interés estratégico que supone el tráfico mercante mundial, un porcentaje muy alto del comercio marítimo de la UE y de España; y por último, el compromiso de nuestro país con las organizaciones internacionales.

–¿Están los piratas a la desesperada?
–Son delincuentes y tratan de obtener dinero de la forma más fácil posible. Se regeneran y van cambiando de tácticas. Lo que pretendemos es ir por delante de ellos.

–Hay menos secuestros y ataques, pero aún siguen produciéndose. ¿Hay algún viso de que el contador se pueda quedar a cero?
–Es complejo. Su solución debe tratarse desde una perspectiva global, con acciones desde el ámbito diplomático, político, legal y militar . Las fuerzas navales combatimos en la mar los síntomas de la piratería, pero los éxitos no son completos si no se actúa en tierra, que es donde se produce la raíz del problema. En este sentido se necesita una eficiente coordinación judicial, así como investigaciones para acabar con sus instigadores y vías de financiación. La comunidad internacional debe continuar con sus esfuerzos para mejorar la seguridad y la capacidad de gobierno en Somalia y reducir la impunidad de los piratas en tierra.

–Eso supondría tener una misión permanente en tierra...
–La UE se está moviendo en este sentido. En breve lanzará una misión civil con cierta capacidad militar con el objeto de crear una policía que cubra todo el litoral somalí. Se está tratando de incrementar la capacidad de las guardias costeras de los países de la región para que puedan ellos mantener el control de sus aguas territoriales. Son medidas encaminadas a crear un ambiente de estabilidad en la zona, que es fundamental para resolver el problemas de la piratería. Si los piratas dejan de sentir nuestra presión volverán a salir. Entre otras cosas porque en el ambiente en el que se mueven les da incluso cierto prestigio.

–La UE aprobó atacar en tierra las bases piratas. ¿Es un paso definitivo para acabar con esto?
–Esta medida está en línea con la idea de la UE de ser más proactivos. Supone ir por delante de los piratas, negarles la libertad que encuentran en tierra y dificultar sus acciones en la mar. No cabe duda de que esto ayudará a conseguir el objetivo final, pero no es un paso definitivo.

–La introducción de vigilantes privados, ¿ha tenido un efecto tan contundente?
–Es una de las medidas que más ha contribuido a la disminución de los ataques de los piratas. Hasta la fecha, ningún buque dotado con seguridad privada ha sido secuestrado, lo que da buena muestra de su eficacia. Cuando un buque es atacado y el ataque es repelido se genera una señal de alarma que activa a las Fuerzas de Seguridad para capturar a los piratas. Muchos del los éxitos de neutralizaciones han sido después de una alarma de este tipo.

– ¿Mejoraría si fueran infantes de Marina?
–Creo que la utilización de equipos de seguridad privada, bien adiestrados y con medios adecuados, es acertada. No considero necesario que embarquen equipos de Infantería de Marina.


Un Buque de acción Marítima para Somalia
En los próximos meses, las costas de Somalia y el tránsito de buques por el Golfo de Adén serán vigilados por un Buque de Acción Marítima (BAM), la última «joya» de la Armada. Más ligeros, baratos y con menos dotación que los tradicionales buques que ha desplegado la Armada en la zona, su construcción, su concepto, fue pensado para misiones como ésta, en la que hace falta un buque rápido y eficaz, con capacidad de proyectar un helicóptero. Fue concebido para llevar a cabo misiones contra amenazas asimétricas o convencionales de pequeña entidad. Somalia será una prueba, pero su inmensa utilidad para la vigilancia de la soberanía marítima de España le hacen una unidad única.


En primera persona
El capitán de navío Jorge Manso, que ingresó en la Armada en 1977, ha vivido cuatro meses intensos al frente de la operación Atalanta en el océano Índico, incluido un ataque al Buque de Aprovisionamiento de Combate «Patiño». Habla rápido pero claro, y sobre todo sabe muy bien qué necesita una zona, la de Somalia, para acabar con la lacra de la piratería. Él ha asumido el tercer mando español en una operación que está dando buenos resultados y se muestra optimista de cara al futuro.

Vídeos

  • 1