Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
viernes, 24 octubre 2014
16:41
Actualizado a las 

La Razón

Gente

Una empresa de videojuegos demanda a Beyoncé

  • Si hace tan solo cuatro meses Beyoncé fue noticia por dar a luz a su primera hija, una niña llamada Blue Yvy, ahora lo es por ser demandada por una empresa de videojuegos. La compañía le pide 100 millones de dólares por incumplir un acuerdo que le ha ocasionado pérdidas de millones de dólares y el despido de 70 empleados.

  • 1
Foto: Efe
Foto: Efe

Todo empezó hace dos años, cuando una empresa de videojuegos, Gate Five, llego a un acuerdo de 20 millones de dólares con Beyoncé para la creación de un videojuego basado en la cantante y que llevaría su nombre: 'Starpower Beyoncé'. Justo tres días antes de firmar oficialmente el contrato, Beyoncé se echó atrás y dejó a la empresa de videojuegos tirada.

La retirada del videojuego de Beyoncé supuso que las acciones de esta compañía bajasen y perdieran millones de dólares. Todo ello provocó que tuvieran que despedir a 70 empleados de la plantilla, imposibles de mantener. La empresa exige 100 millones de dólares por los daños ocasionados.

Sin embargo, los representantes legales de la celebrity insisten en que Beyoncé tenía la opción de retirarse del acuerdo después de descubrir que la compañia de videojuegos no tenía el presupuesto necesario para poder crear el producto que iba a llevar su nombre.

Pero los argumentos de sus representantes no han hecho que la cosa acabe aquí. Según 'The New York Post', el juez que lleva el caso, Charles Ramos, ha permitido que la demanda siga su curso y que vaya a juicio. El profesional de la justicia alude que la cantante debería haber avisado con más tiempo a la compañía y no haberla abandonado tres días antes.

Por lo visto, Beyoncé se va a tener que preparar para una batalla legal en la que empieza con desventaja. Para la próxima, la cantante tendrá que tener cuidado con sus acuerdos verbales ya que, en ocasiones, un contrato de palabra es tan válido como a un contrato oficial.

Vídeos

  • 1