Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
miércoles, 22 octubre 2014
00:30
Actualizado a las 

La Razón

Iberoamérica

Un nuevo asesinato sacude al periodismo en Honduras

  • De 2003 a 2012 han asesinado en Honduras a 30 periodistas. Ninguno de estos casos ha sido esclarecido.

  • 1
Un nuevo asesinato sacude al periodismo en Honduras
Un nuevo asesinato sacude al periodismo en Honduras

En 2011, Iberoamérica fue la región más peligrosa del mundo para ejercer el periodismo, tendencia que, por las cifras de periodistas asesinados en lo que va de 2012, se mantendrá.

La última víctima de estos sicarios de los profesionales de la pluma encendió las alarmas en Honduras, uno de los países más peligrosos del mundo y que de 2003 a 2012 suma 30 periodistas asesinados.

"No fue por dinero. Su asesinato es un mensaje a la Prensa, la sociedad y al gobierno", es la opinión de Gerzon Padilla compañero del periodista Alfredo Villatoro, cuyo cadáver fue abandonado en la zona sur de Tegucigalpa. El trabajo de Villatoro de 47 años, era reconocido. Un líder de opinión. Desde la coordinación del informativo de la cadena de radio HRN, Villatoro era muy influyente. Cuestionaba la inseguridad, la violencia, la corrupción y la impunidad pero de una forma prudente. Fue secuestrado la madrugada del martes 9 de mayo y seis días después ultimado de dos disparos en la cabeza. Sus captores lo vistieron con uniforme militar y le cubrieron la cara con un pañuelo rojo. Para Gerzon está claro que el crimen de su compañero tenía una intención. Tal vez poner de rodillas al Gobierno del presidente Porfirio Lobo. De aumentar el temor en una sociedad que se debate día a día en una ciudad donde hay 86 asesinatos al año por cada 100,000 habitantes, que lucha contra las elevadas tasas de desempleo y pobreza.

"Unas horas antes de que se hallara el cuerpo sin vida de Villatoro, el presidente de Honduras, Porfirio Lobo, aseguró a los medios que tenía un vÍdeo de Villatoro, donde estaba vivo". "Fue un mensaje cruel", dice conmovido el periodista. Una señal evidente de que el Gobierno no ha logrado frenar la creciente ola de criminalidad e impunidad que hay en ese país centroamericano. Pero, ¿quién o quiénes están detrás de este crimen?. El miedo existente impide atribuir a un sector específico el asesinato de Villatoro. ¿Fue el narcotráfico? ¿Fueron las maras? ¿O el crimen organizado?

Ni Gerzon, ni Juan Ramón Mairena, presidente del Colegio de Periodistas de Honduras se atreven a darle a uno de estos grupos la autoría del crimen de Villatoro. "Es muy difícil identificar al responsable. Uno de los problemas más grandes que tiene Honduras es la impunidad", explica Mairena. Para él la labor del gobierno para frenar los asesinatos contra periodistas ha sido inefeciente. "No ha habido una capacidad del Estado para esclarecer estos asesinatos". Las cifras le darían la razón a Mairena. Solo en lo que va del Gobierno del presidente Lobo han muerto 20 periodistas. En ninguno de estos casos se ha hallado al responsable.

Mairena asegura que se han reunido con la Policía y hasta con el presidente. Todos se han comprometido a darles más seguridad a los periodistas, pero la situación no ha variado. Los comunicadores siguen recibiendo amenazas de muerte. Han interpuesto 15 denuncias, algunas de estas llegan a formalizarlas ante la Policía, otras se quedan archivadas en el despacho de Mairena, esto porque los denunciantes confían más en sus colegas que en la Policía.

Pero aunque las cifras de agresiones contra la Prensa son elevadas, los periodistas hondureños dicen que no se dejarán callar. "Nos han golpeado. Ha sido muy duro la muerte de Villatoro. Tenemos sentimientos de indignación, tristeza y rabia. Hay temor, pero no lograrán callarnos", dice Mairena, respaldado por Gerzón, ex compañero de Villatoro. "En un país donde abunda la corrupción y la impunidad, los periodistas no nos podemos quedar ciegos, sordos y mudos. Aunque sigan matándonos, seguiremos trabajando por la verdad".

Mientras los periodistas hondureños se unían en el dolor por la pérdida de su compañero y el temor con el que se está ejerciendo la profesión en ese país, el presidente Lobo reunía a su Consejo de Seguridad para evaluar la situación.

Con el crimen de Villatoro, son 4 los periodistas asesinados en 2012, dos de ellos en menos de un mes. Días antes del secuestro de Villatoro, apareció ahorcado en una carretera de la periferia de Tegucigalpa el joven comunicador Erik Martínez, portavoz de grupos homosexuales y aspirante a diputado de izquierda. En marzo, Saira Almendares y Fausto Valle Hernández.

Cinco meses negros
El 2012 ha sido, hasta ahora un año negro para el periodismo en Iberoamérica. De enero hasta mayo se han reportado al menos 12 periodistas asesinados en México, seis en Brasil, cuatro en Honduras, dos en Bolivia, uno en Argentina y uno en Colombia. Igualmente, han ido en aumento las agresiones contra los reporteros, no solo de parte de grupos del narcotráfico o el crimen organizado, sino también de parte de sectores políticos.

Vídeos

  • 1