Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
jueves, 24 julio 2014
03:45
Actualizado a las 

La Razón

Murcia

Sanidad canalizará la entrega de los alimentos a las ONGs caritativas

  • 1
La consejera de Sanidad y Política Social, María Ángeles Palacios, ayer con productores de alimentos de la Región de Murcia
La consejera de Sanidad y Política Social, María Ángeles Palacios, ayer con productores de alimentos de la Región de Murcia

MURCIA- La Consejería de Sanidad y Política Social, a través de la Dirección General de Pensiones, Valoración y Programas de Inclusión, pone en marcha una red solidaria para gestionar la distribución de alimentos que las empresas murcianas de agroalimentación donan a organizaciones como Caritas o Jesús Abandonado. La campaña se desarrolla en colaboración con la Asociación de Productores y Exportadores de Frutas y Hortalizas de la Región de Murcia (Proexport), la Federación de Cooperativas Agrarias de Murcia (Fecoam), la Agrupación de Conserveros y Empresas de Alimentación de Murcia, Alicante y Albacete (Agrupal) y la Federación Regional de Organizaciones Empresariales de Transporte de Murcia (Froet), que se encargará de la distribución.

Sobre esta iniciativa, que también está abierta a otras asociaciones de carácter regional que quieran adherirse, la consejera indicó que el objetivo es que «ningún murciano se quede sin alimentos», y explicó que  la estrategia de funcionamiento requiere una «estrecha» comunicación de Cáritas y Jesús Abandonado con la Dirección General de Pensiones, Valoración y Programas de Inclusión para trasladarle las necesidades que tienen y transmitirlas a las organizaciones que aportan los alimentos.

Para hacer funcionar la red, Cáritas y Jesús Abandonado expondrán periódicamente las necesidades de alimentos que tienen y la Consejería de Sanidad canalizará estas peticiones a las empresas y cooperativas que aportan dotaciones. De esta manera, existirá un «único cauce de comunicación entre las partes interesadas». Y es que, según subrayó Palacios, el objetivo es que «ningún murciano se quede sin alimentos», al tiempo que añadió que esta red «permitirá la optimización de alimentos».

En este sentido, la consejera recordó que Cáritas repartió durante 2001 más de 15 millones de kilos de alimentos y que Jesús Abandonado ofreció más de 210.000 menús. Por ello, valoró el trabajo de estas entidades y la «solidaridad» de todos los murcianos que colaboran para ayudar a los colectivos más desfavorecidos.

Vídeos

  • 1