Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
miércoles, 16 abril 2014
19:04
Actualizado a las 

La Razón

Exteriores

La colonia advierte de un posible choque militar

  • Un portavoz amenaza con llamar a un escuadrón

Arrastre los portlets debajo de este mensaje para anidarlos.
Arrastre los portlets debajo de este mensaje para anidarlos.

MADRID- «Si la Guardia Civil española escolta a los barcos pesqueros en nuestras aguas, la Policía de Gibraltar tendrá que decidir si llama a un escuadrón de la Royal Navy para intervenir». Así de agresivo se mostró un portavoz no identificado del Gobierno de Gibraltar en declaraciones al diario británico «The Times». El portavoz sostiene que el desacuerdo entre Reino Unido y España por los derechos de pesca se ha convertido en una disputa diplomática que ha implicado a las dos casas reales y que podría desencadenar un «enfrentamiento militar en las aguas de Gibraltar».

Esto podría suponer, según el rotativo, la intervención de la Armada Británica en Gibraltar para defenderse, creando así «un potencial punto de ignición en aguas de la pequeña colonia» y aumentando la tensión existente entre España y Gran Bretaña.

Así lo explicaba ayer el diario «The Times», en un artículo publicado por Graham Keele, corresponsal del diario en España, titulado «Las aguas turbulentas de Gibraltar frustran la visita del Jubileo», en el que cuenta la tensión actual de los pesqueros españoles en las aguas que rodean el Peñón tras la cancelación de la visita de la Reina Sofía al almuerzo del Jubileo de Diamantes de Isabel II.

La hipotética presencia de un buque de la Royal Navy en la zona del Peñón supondría el escalón máximo de tensión entre dos países. Los dos pasos previos se darían ya por agotados: el frente diplomático y el policial, con los encontronazos entre los agentes británicos y españoles. Fuentes diplomáticas y militares consultadas por el periódico consideran más una bravuconada que una amenaza real las palabras del portavoz no identificado, pues supondría llevar a la categoría de enfrentamiento armado una disputa entre dos países amigos.
 

Vídeos

  • 1