Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
jueves, 24 julio 2014
16:34
Actualizado a las 

La Razón

Madrid

Degüella a su mujer y limpia la casa

  • 1
Los trabajadores de la funeraria sacaron el cuerpo sin vida de la mujer de su domicilio, en la calle Oslo, de San Blas. La Policía ha detenido a su marido como presunto autor de la muerte
Los trabajadores de la funeraria sacaron el cuerpo sin vida de la mujer de su domicilio, en la calle Oslo, de San Blas. La Policía ha detenido a su marido como presunto autor de la muerte

MADRID- Una nueva víctima se suma a la estadística de la violencia doméstica. El último caso es el de María Isabel, una mujer de 45 años que fue hallada muerta ayer en su domicilio, en la calle Oslo número 10 del barrio de San Blas. Fue su marido, Ignacio A. M., detenido como principal sospechoso de la muerte, quien llamó al 112 poco antes de las 19 horas pidiendo auxilio para su mujer asegurando que estaba inconsciente. Cuando los sanitarios del SUMMA llegaron al domicilio la víctima –quepresentaba un corte provocado por arma blanca a la altura del cuello– ya había fallecido por lo que no pudieron hacer nada por su vida.

Fuentes de la investigación informaron de que, a la llegada de los sanitarios la mujer –de la que no constan denuncias de malos tratos– estaba tendida en el suelo boca arriba y con los brazos en cruz. La casa estaba recién limpida y ni en el suelo, ni en la ropa de su presunto agresor, había rastros de sangre. Al parecer, fue precisamente la actitud del marido, «aparentemente tranquilo», la que hizo sospechar a los agentes. La prueba definitiva apareció para los efectivos del Grupo V de Homicidios de la Brigada de la Policía Judicial  cuando descubrieron que parte de la sangre de la mujer había desaparecido de la escena del crimen. Habían limpiado la casa.

Ninguno de los miembros del matrimonio, de nacionalidad española, contaba con antecedentes. Si la autopsia confirma que el homicidio responde a un caso de violencia de género, serían 19 las víctimas en lo que va de año y sería la tercera en la Comunidad de Madrid.
 

Vídeos

  • 1