Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
miércoles, 23 abril 2014
10:05
Actualizado a las 

La Razón

Educación

Menos doctrina más contenido

  • El proyecto de real decreto sobre la asignatura difumina la ideología e incluye materias sobre el Estado del Bienestar, como la Seguridad Social y el sistema de pensiones

  • 1
Los cambios en la asignatura
Los cambios en la asignatura

madrid- Fue uno de los primeros compromisos de José Ignacio Wert al asumir la cartera de Educación: decir adiós a la que él mismo ha calificado de asignatura «adoctrinadora» ideada por el anterior Gobierno socialista. Dicho y hecho. Después de poner en marcha los ajustes económicos que exige la actual crisis, su Ministerio ha hecho los deberes y ya tiene listo el proyecto de real decreto que busca sustituir los contenidos más polémicos que firmó la ministra Mercedes Cabrera a finales de 2006. Tanto es así que tiene previsto presentárselo la semana que viene a los consejeros autonómicos del ramo en una reunión en la que abordarán las reformas en materia de becas y en la enseñanza Secundaria.

Así, en el documento al que ha tenido acceso LA RAZÓN, llama la atención cómo se difuminan todas las referencias que contenían una mayor carga ideológica, para otorgarle un mayor contenido centrado principalmente en el contenido de las instituciones y funcionamiento del Estado tanto en tercer ciclo de Primaria como en los cursos de Secundaria donde se estudia.  Es más, al comienzo del texto se subraya que «la tarea de educar en democracia debe hacerse de un modo compartido y no excluyente entre la familia, las instituciones públicas, los centros educativos y la misma sociedad», una apreciación que marca distancias con la anterior concepción de la materia, pues los objetores de la asignatura siempre consideraron que sus contenidos suponían una intromisión en su derecho a educar.

SIN REFERENCIAS SEXUALES
En esta línea, desaparecen las referencias directas que se incluían al estudio de la «educación afectivo-emocional» y los objetivos que abordaba la «orientación afectivo-sexual». De la misma manera, se ha borrado la premisa por la cual se daba vía libre a los contenidos – «no se presentan de modo cerrado y definitivo»–y que ha permitido a muchas editoriales incluir contenidos más que polémicos en los que se atacaba a la Iglesia, se ensalzaba al régimen soviético o se defendía a las «familias de personas homosexuales, ya sea de dos hombres o de dos mujeres, que pueden tener descendencia».  Simplemente se abordarán los valores de «la identidad personal, la libertad y la responsabilidad», así como «los criterios morales y la noción de valor».
Incluso, a la hora de abordar el estudio de los Derechos Humanos, se matiza en el documento que espera aprobar el Gobierno que se aportará «la perspectiva de la filosofía moral» para abordar estos asuntos de manera que desarrollen «la capacidad crítica y argumentativa» del alumno.

FUNCIONES DEL ESTADO
Si el anterior real decreto para Educación Primaria (1513/2006) apuntaba entre sus objetivos el conocimiento de «los principios de convivencia» que enmarca la Constitución, la nueva reforma exige que los alumnos conozcan «los derechos y deberes de la Carta Magna». Además, se considera necesario ahondar en las funciones del «gobierno del municipio, de las comunidades autónomas, del Estado y la Unión Europea». Y si en Secundaria (real decreto 1631/2006) se apostaba por estudiar el funcionamiento del Estado Español y de la UE, ahora se subraya la necesidad de conocer las normas, los valores y símbolos de nuestro país. Entre los contenidos se incluye incluso el aprendizaje de «los criterios jurídicos de adquisición de la nacionalidad española». Todo, con el objetivo de fomentar la participación ciudadana.

LA SOCIEDAD ACTUAL
En la materia ya se contemplaba para los alumnos de Primaria la necesidad de abordar cómo los impuestos permitían sostener los servicios públicos. Sin embargo, en Secundaria ahora se va más allá y se adentrará en «nociones básicas» sobre el funcionamiento del sistema de Seguridad Social y de las pensiones, como pilares del actual Estado del Bienestar.

LA GLOBALIZACIÓN
Otro de los aspectos que tendrá que desarrollar el profesorado en el aula cuando imparta la asignatura son los contenidos sobre el actual escenario del «mundo global». Si el real decreto socialista pasaba de puntillas por esta cuestión, el equipo de Wert plantea la necesidad de que se aborden asuntos tales como «el terrorismo, los estados fallidos, el fanatismo religioso y el nacionalismo excluyente».

 

La educación vial, con más presencia
Estaba entre las peticiones que tanto las víctimas de accidentes de tráfico como la propia DGT vienen realizando desde hace años. Ahora aparece recogida en el proyecto de real decreto sobre Educación para la Ciudadanía, tanto para los alumnos de Primaria como de Secundaria. En el caso de los más pequeños, se les invita a conocer las normas básicas de circulación y la identificación de los grupos de riesgo en casos de accidente en un bloque de contenidos en el que también se hace referencia a la protección civil. Falta por concretar si aquí se podría incluir la propuesta que vía Twitter le hizo llegar al ministro a comienzos de febrero Luis Serrano, portavoz del 112 de la Comunidad de Madrid, en la que le solicitaba a Wert que incluyera en la asignatura contenidos sobre emergencias y contenido en primeros auxilios. En cualquier caso, para los alumnos de Educación Secundaria, el texto ya redactado, será un objetivo a cumplir, y por tanto evaluable, «conocer las normas de seguridad vial y las causas y consecuencias de los accidentes de circulación».

Vídeos

  • 1