Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
domingo, 14 septiembre 2014
18:34
Actualizado a las 

La Razón

Otros reportajes

Inventan el remedio «definitivo» contra el hipo

  • Los remedios caseros contra el hipo pueden ser cosa del pasado. Sin sustos, ni gárgaras ni la necesidad de aguantar la respiración, una joven emprendedora estadounidense asegura haber encontrado el mejor truco de todos: una piruleta.

  • 1
Hiccupops, las piruletas que quitan el hipo
Hiccupops, las piruletas que quitan el hipo

Quien más quien menos, todo el mundo tiene sus propios remedios para curar el hipo, transmitidos de generación en generación: beber agua en una cuchara por la parte más alejada, hacer gárgaras, tomar azúcar, aguantar un tiempo sin respirar, presionar el estómago o, más drástico aún, comunicarle a alguien que la prima de riesgo se ha colocado, en un santiamén, en los 700 puntos.

Convencida de que todos estos trucos contra el hipo no dan resultado, una inventora estadounidense, Mallory Kievman, ha patentado el que, asegura, es el primer remedio eficaz para vencer, por fin y de una vez por todas, a este inoportuno visitante.

De su idea ya se han hecho eco los principales medios estadounidenses, desde el The New York Times hasta la ABC. Una salvedad: la inventora tiene 13 años. Y otra: su remedio es una piruleta.

Como todo hijo de vecino, Kievman ha sufrido en numerosas ocasiones las incomodidades del hipo, que un día del verano de 2010 fueron especialmente molestas. Harta de recurrir a todo tipo de técnicas, ¡más de 100!, decidió buscar la fórmula mágica mezclando sus tres remedios favoritos: las piruletas, la sidra y el azúcar.

Las causas del hipo
De esta forma, ideó unas piruletas con estos dos ingredientes que, según asegura, son infalibles. El resultado es Hiccupops (algo así como «piruletas del hipo»), un producto que se dispone a comercializar ya este verano. De hecho, Mallory liderará un programa de estudiantes del MBA de la Universidad de Connecticut, donde reside, que será el encargado de dar forma a este nuevo negocio.

Según explica su creadora, las hiccupops desencadenan una reacción en los puntos de la garganta y en la boca que son responsables del acto reflejo del hipo, de tal manera que "sobre-estimulan esos nervios y anulan el mensaje que envía el hipo".

Básicamente, el hipo es un movimiento involuntario o espasmo del diafragma, el músculo que se encuentra en la base de los pulmones. Esta reacción es seguida de un cierre rápido de las cuerdas vocales, lo cual produce un sonido característico y molesto.

En la Convención de Inventores
El estreno de este invento no ha podido ser mejor. "Cuando evalúas un negocio es muy extraño comprobar que puedes imaginar cómo sera una compañía o un producto dentro de cien años. Hiccupops es una de esas cosas. Resuelve una necesidad muy simple y muy básica", asegura al The New York Times Danny Briere, emprendedor y fundador de Startup Connecticut, especializada en promocionar el nacimiento de nuevos negocios.

Briere entró en contacto con este invento gracias al desparpajo de su creadora. Mallory había presentado sus piruletas en la Convención de Inventores de Connecticut, un certamen anual para niños, y no dudó en "venderle" su producto a la persona adecuada. "Sabía que podía ser un gran éxito o un fracaso, y que la gente se entusiasmaría o pensaría que estoy loca", reconoce la autora.

De venta en farmacias, colegios y supermercados
Ahora, las "piruletas anti-hipo" cuentan con el aval de todos los programas de emprendedores de la Universidad y del Estado de Connecticut. Christopher Levesque, director ejecutivo del Centro de Connecticut para los Emprendedores y la Innovación, no esconde su entusiasmo: "Es una ingeniosa invención y algo con un espectacular potencial de beneficios para la sociedad".

Mallory espera que Hiccupops se popularice y se venda en farmacias, supermercados y colegios. Siempre a mano para el momento desagradable en el que el hipo haga acto de presencia y haya que buscarle un remedio para ahuyentarlo. Hasta ahora, desde luego, siempre se ha salido con la suya.

Vídeos

  • 1
  • 1

    ENCUESTA