Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
domingo, 21 diciembre 2014
04:58
Actualizado a las 

La Razón

Monstruos que no asustan

  • Anni B. Sweet presenta en Madrid su disco «Oh Monsters!», una acertadísima revisión de sí misma que la lleva del folk al dream pop. El que canta sus males espanta.

    PARA NO PERDERSE
    Sala Joy EslavaDónde:  calle del Arenal, 11.
    Cuándo : viernes, 25 de mayo. 21:00 horas.
    Cuánto: anticipada, 16 euros. En puerta, 20.

  • 1
    La malagueña, una demostración del nuevo talento musical de España
La malagueña, una demostración del nuevo talento musical de España

Estaba cómodamente instalada en el podio de las chicas-folk que cantan en inglés. Demostró talento de sobra para componer canciones en «Start, Restart, Undo», que terminó publicado en 11 países, incluido Dubái, Australia o Taiwán, pero no se ha quedado ahí. Tampoco podía quedarse. «Este disco es muy diferente en lo musical porque las letras son distintas. Canto a los miedos que tengo o más bien que he tenido en estos últimos tres años, que para mí han ido muy deprisa», explica la malagueña de 23 años. Y ahí está de paso el porqué del título del disco, «Oh Monsters!», que acaba de publicar.

«Este año ha pasado muy rápido, y da un poco de pánico, porque ocurren cosas de las que no te das cuenta hasta que paras a mirar atrás. Y ves que el paso de los años ha acabado con cosas buenas y no las ha reemplazado por otras mejores», cuenta. ¿Como cuáles? «Principalmente en el amor, siento que no he vuelto a enamorarme como hace tiempo», empieza a contar con cierta vergüenza. «Influyen muchas cosas, como que el mundo de la música tiene una doble cara, y que he tenido que mudarme a Madrid», explica. Quizás por eso, en uno de los temas más destacados del disco, canta en el álbum que «ni los chicos ni las chicas necesitan hoy romanticismo» envuelto en una melodía «retro» que suena irónica. Influenciada por grupos que utilizan la electrónica de forma más o menos presente (de Radiohead a Beach House, pasando por Pink Floyd), Anni B. Sweet se metió a grabar el álbum que ha ocupado uno de los primeros puestos de la lista de ventas varias semanas consecutivas. Son 14 canciones, un formato largo, pero sin desperdicio. La producción, impecable, hace crecer composiciones que se defienden solas, para darles envoltorio de sueño. «Pues he dejado muchos temas fuera, he tenido que elegir, pero al menos ha servido para contar lo que quería». Aunque sea una película de miedo... «Sí, ha valido la pena». Puede que lo próximo sea en castellano. Atentos.
 

Síguenos en