Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
jueves, 31 julio 2014
03:18
Actualizado a las 

La Razón

Medio Ambiente y Biodiversidad

Imposible saber qué raza de perro es la más antigua

  • Un grupo de investigadores, con participación española, ha estudiado los genomas de 1.375 perros de 35 razas y de 19 lobos y ha constatado que la información genética no ayuda a establecer qué raza es anterior o más antigua y cuál posterior.

  • 1
La raza de los perros, difícil de establecer cuál es más antigua
La raza de los perros, difícil de establecer cuál es más antigua

Esta es una de las principales conclusiones de un estudio publicado en la revista científica PNAS, en el que ha participado el investigador de la Estación Biológica de Doñana (del Consejo Superior de Investigaciones Científicas), Carles Vilà.

Los investigadores de este estudio, liderado por la Universidad de Durham (Reino Unido), han comparado el genoma de los 1.375 perros y han contrastado los resultados con los ofrecidos por una recopilación de datos de los restos más antiguos de canes domésticos descubiertos en el mundo, que tienen entre 15.000 y 12.000 años de antigüedad, encontrados en Europa y Asia.

No obstante, ha recordado a Efe Vilà, la llegada de los cánidos al sur de África no tuvo lugar hasta hace unos 1.400 años y a América del Sur hace unos mil años. Este científico ha explicado que, hasta ahora, existían una serie de trabajos que calificaban las razas según su antigüedad en base a sus características genéticas.

Estos estudios señalaban que razas como la del dingo australiano podían representar a los perros más antiguos. Si bien los resultados genéticos de este nuevo trabajo llegan a conclusiones parecidas, muestran "una paradoja".

Según Vilà, estas supuestas razas antiguas provienen de zonas donde no había lobos, como Australia o África, y el perro deriva del lobo, por lo que estas razas, como el dingo, no pueden descender de los primeros perros que se originaron tras la domesticación (hace 15.000 años -aunque hay estudios que apuntan a 40.000 años-).

Este trabajo también trata de dar respuesta a por qué unas razas y otras son genéticamente tan distintas. Esto se debe, según Vilà, a que las que se creían más antiguas -pero que no lo son- se han encontrado relativamente aisladas.

"El resto de razas derivan de zonas donde ha habido mucho más transporte e intercambio de perros, lo que ha producido una cierta homogeneización", a juicio de este científico, quien ha puntualizado que esto ha hecho que sin ser más antiguas que las otras razas su composición genética sea más divergentes y "dé la impresión de que tienen características únicas ancestrales".

Con independencia de las dificultades para decir qué raza es más antigua y cuáles representan mejor a los primeros perros, padres de todos los canes actuales, lo que sí está establecido es que la gran mayoría de las razas no se separan genéticamente unas de otras hasta el siglo XIX o inicios del XX.

Vídeos

  • 1