Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
viernes, 22 agosto 2014
11:49
Actualizado a las 

La Razón

Investigación

El sector privado en órbita

  • 1
El sector privado, en órbita
El sector privado, en órbita

MADRID- «Cada lanzamiento al espacio es emocionante, pero éste especialmente, ya que representa el potencial de una nueva era en los viajes espaciles de América. La asociación con empresas es una piedra angular del plan del presidente de matener el liderazgo de Estados Unidos en el espacio». Según informó la Agencia Espacial Norteamericana (NASA), éstas son las declaraciones con las que John P. Holdren –asesor del presidente estadounidense Barack Obama para asuntos de Ciencia y Tecnología– expresó la importancia de que, por primera vez en la historia, una empresa privada ponga en órbita una cápsula no tripulada para abastecer a la Estación Espacial Internacional: la nave «Dragon».

Esta empresa pionera es Space Exploration Technologies (SpaceX) –fundada por el multimillonario surafricano Elon Musk–, que firmó un contrato de 16.000 millones de dólares con la NASA para una docena de misiones de reabastecimiento a la Estación Espacial, informó Efe. Hasta ahora, sólo vehículos desarrollados por los gobiernos de Estados Unidos, Europa, Japón y Rusia habían atracado en la EEI. Pero esta era espacial se ha acabado definiticamente con este lanzamiento, que ha abierto la era post-transbordador. Además de a SpaceX, la NASA ha contratado a otras cuatro compañías para el transporte de cargamentos y eventualmente astronáutas la EEI. Estos contratos se producen después de que, el verano pasado, la agencia norteamericana finalizara su programa de transbordadores espaciales. Segun Holdren, «este refuerzo del sector privado va a liberar recursos para que la NASA afronte retos tecnológicos más exigentes, como los vuelos tripulados más allá de la órbita baja terrestre». Hasta ahora, sólo el proyecto espacial Apolo, de los años sesenta, ha enviado a astronautas más allá de esta órbita.

A las 3:44 horas de la madrugada de ayer –7:44 hora española– despegó desde Cabo Cañaveral, en Florida, el cohete «Falcon 9» con la cápsula no tripulada «Dragon», cuando la Estación Espacial orbitaba a unos 400 kilómetros sobre el Atlántico Norte. Sólo 180 segundos después del lanzamiento, el segmento con los motores se separó del aparato y cayó a la Tierra y, entonces, se encendieron los propulsores de la segunda etapa. Pasados 9 minutos, la cápsula «Dragon» se instaló con éxito en su propia órbita, después de separarse del segundo segmento del cohete «Falcon 9».

Misión de prueba
La cápsula Dragon lleva a los actuales habitantes de la EEI más de media tonelada de alimentos, ropa y equipos de laboratorio. Aunque tiene capacidad para transportar 3,3 toneladas, su carga es más ligera al tratarse de una misión de prueba, por lo que lleva materiales que son importantes, pero no críticos, según indicó la NASA.

El momento en el que «Dragon» alcanzó la órbita fue celebrado con júbilo en la sala de control de la misión y entre los jóvenes técnicos de SpaceX. Su fundador, Musk, lo manifestó así: «El lanzamiento de hoy –por ayer– fue una gran alegría. Para nosotros fue como ganar la final de fútbol». Sin embargo, a esta cápsula espacial aún le queda un largo camino por delante. Si todo va bien, pronto desplegará sus pantallas de captación de la energía del Sol y la navegación dependerá de sus propios cohetes de dirección. No será hasta el tercer día –mañana– cuando los seis ocupantes de la EEI –que orbita a unos 385 kilómetros de nuestro planeta– vean por primera vez la nave visitante, que encenderá sus cohetes para sobrevolar la estación a unos 2,5 kilómetros para comprobar el funcionamiento de los sensores y los sistemas de vuelo. Y será durante  el cuarto día cuando «Dragon» se acople definivamente a la estación permanente, tras volver a encender sus motores para aproximarse. Una vez acoplada, está previsto que la nave pasé allí atracada 18 días. El quinto día, los residentes de la Estación Espacial abrirán la escotilla de la bodega de la Dragón y comenzarán a desembarcar la carga.

Experimentos de estudiantes
Además de los alimentos y la ropa, la cápsula espacial «Dragon» lanzada ayer transporta quince experimentos científicos diseñados por estudiantes. Estos experimentos, llamados colectivamente «Aquarius»,  evaluarán los efectos químicos, físicos y biológicos de la «microgravedad». «Esta actividad de los estudiantes aporta una nueva dimensión a la Estación Espacial Internacional, como único laboratorio de Estados Unidos en órbita», dijo Leland Melvin, responsable de Educación en la agencia espacial. Según explicó la NASA, los alumnos han participado en todas las etapas del proyecto: desde la definición de la investigación hasta el diseño del experimento. Después, miembros de la agencia han seleccionado los 15 experimentos que ahora están en órbita y de camino a la Estación Espacial. «Esto demuestra que nuestros estudiantes también pueden participar activamente con la NASA en la nueva era post-transbordador», aseguró Melvin.

El fundador
Elon Musk, de 40 años de edad,  fundó SpaceX en 2002 y posee más de 70 millones de acciones de la firma. Fue cofundador del sistema de pagos por internet PayPal (ahora parte de eBay), y es el ejecutivo principal de Tesla Motors, que fabrica automóviles eléctricos. De acuerdo con SharesPost, SpaceX, en la que Musk ha invertido 100 millones de dólares, tiene un valor de unos 2.370 millones de dólares, y el empresario indicó en febrero que probablemente en 2013 hará la primera oferta pública de acciones.  La semana pasada, en un comunicado de prensa, SpaceX indicó que tiene más de 4.000 millones de dólares en ingresos bajo contrato, incluidos sus negocios con el Gobierno y las ventas comerciales.
 

Vídeos

  • 1