Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
miércoles, 30 julio 2014
22:25
Actualizado a las 

La Razón

Finanzas

La OCDE insta a España a cerrar bancos inviables

  • 1
La OCDE insta a España a cerrar bancos inviables
La OCDE insta a España a cerrar bancos inviables

PARIS- Tajante y urgente fue la recomendación que ayer hizo la OCDE a España acerca de sus bancos. Frente a las dudas e incertidumbres que el sector financiero genera en los mercados, la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos instó a que el Gobierno de Rajoy reconozca rápidamente las pérdidas de su sistema bancario, recapitalice suficientemente las entidades que sean viables y, por contra, cierre las que no lo sean, sin que las cantidades que aún faltan por aflorar «cuestionen la solvencia del Estado» indicó el economista encargado del capítulo español, Andrés Fuentes, durante la presentación de las perspectivas semestrales.

Este discurso llegaba el mismo día en que el Instituto Internacional de Finanzas anunciaba que las pérdidas de los bancos españoles por impago de créditos inmobiliarios y por activos tóxicos podrían alcanzar los 260.000 millones de euros hasta 2013, mientras que el sector necesitaría una ayuda pública de unos 60.000 millones.

Fuentes, sin embargo, eludió pronunciarse sobre la oportunidad de recurrir a la solidaridad europea para salvar el sistema financiero español, una prioridad para enderezar la economía de un país que, según la OCDE, seguirá en recesión el próximo año.

En su informe de ayer, la organización revisó a la baja sus previsiones de crecimiento. En 2012 la caída del PIB será del -1,6% y será del  -0,8% en 2013, en contra de los cálculos del Gobierno, que predice para el próximo ejercicio una leve recuperación del 0,3 %. La OCDE insiste en el efecto recesivo que tendrá sobre la actividad y el crecimiento el incremento del paro, que prevé del 24,5% este año y que se dispare hasta el 25,3% el siguiente.

Además, los autores del informe advierten de los peligros del aumento de la prima de riesgo de la deuda pública española, ya que se encarecería así la financiación del sector privado y esto podría contribuir a agravar la recesión.

Según sus análisis, España cerrará el año con un déficit público del 5,4%, es decir, que no cumplirá por poco el objetivo del 5,3%, como espera el Gobierno, aunque sus previsiones son más optimistas que el 6,4% que teme la Comisión Europea. No obstante, la OCDE ve difícil e improbable que la reducción alcance el 3% del PIB en 2013 al que se han comprometido las autoridades españolas.

A su juicio, las medidas de ajuste no son todavía suficientes para alcanzar esta meta. Los planes ya en marcha aconseja completarlos con un «programa a medio plazo de medidas permanentes de reducción del déficit» con propuestas en materia fiscal como la subida del IVA, la ampliación de la base de productos y servicios a los que se aplica el tipo normal o el aumento de la fiscalidad medioambiental. No obstante, la OCDE cree que el BCE debería usar toda la artillería que tiene a mano, como una rebaja de tipos, para ayudar a España.

Aunque aprueba la reforma laboral, insiste en que hay que avanzar para «reducir la dualidad» entre los contratos fijos y temporales, abaratando el despido de los primeros y evitando la precariedad a los segundos. La nota positiva la ponen las exportaciones, que crecerán en 2012 y 2013.

 

La zona euro, un peligro para la economía mundial
La crisis de la eurozona empeora y sigue siendo «el principal foco de riesgo» para la economía global, indicó ayer Pierre Paolo Padoan, economista jefe de la OCDE, que redujo sus previsiones de crecimiento para el entorno de la moneda única, que cerrará 2012 con una caída del -0,1% para crecer levemente, 0,9%, en 2013. En el punto de mira: la salida de Grecia del euro, la recapitalización de los bancos en España y la reticencia de algunos países a reformas estructurales y a las medidas de ajuste.

Vídeos

  • 1