Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
sábado, 19 abril 2014
19:37
Actualizado a las 

La Razón

Tribunales

Regeneración por José Antonio Ballestero

Arrastre los portlets debajo de este mensaje para anidarlos.
Arrastre los portlets debajo de este mensaje para anidarlos.

Más allá de cualquier consideración de índole  penal, ahora desestimada por el Ministerio Fiscal, la Asociación Profesional de la Magistratura considera de todo punto inadecuada la eventual utilización de fondos públicos para sufragar, siquiera sea de forma parcial, actividades que, por lo conocido, parecen ajenas a la función pública encomendada a la responsabilidad del presidente del Consejo General del Poder Judicial y del Tribunal Supremo de España.

La  confianza de los ciudadanos en las instituciones constitucionales, especialmente las de aquellas que han de velar en última instancia por los derechos cívicos, impone su regeneración democrática, por lo que, sin olvidar la debida ejemplaridad de los servidores públicos, resulta imprescindible, como primera medida, la  inmediata modificación de las normas que han posibilitado tan lamentables episodios para implantar los mecanismos de control que los impidan. Así lo han entendido diversos vocales del Consejo próximos a nuestra asociación que piden el cambio normativo sin dilaciones.

El saludable ejercicio de transparencia, dando a conocer a la opinión pública las disfunciones producidas en el seno del Consejo General del Poder Judicial sobre asuntos económicos en tiempos de pobreza, no puede venir empañado por modos y formas de expresión inapropiados para la preservación del buen nombre de las instituciones y que más bien parecen teñidos no por la voluntad de regenerarlas, sino  por el deseo de desprestigiarlas, pues no de otra manera se puede entender la filtración de la deliberación secreta de una sesión plenaria del Consejo o el planteamiento de una denuncia penal tan vacua que ha sido rechazada de plano.

Nos felicitamos porque el Pleno del Consejo en su reunión de ayer ha reconducido el asunto por caminos de mesura, transparencia y sensatez que aportan serenidad y contribuyen sin duda al fortalecimiento de la institución.
 

 

José Antonio Ballestero
Magistrado. Miembro de la APM

Vídeos

  • 1