Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
miércoles, 23 abril 2014
09:37
Actualizado a las 

La Razón

Política

Mas dice que Cataluña está al borde del impago

  • El presidente catalán clama por los hispabonos para «pagar a fin de mes». La Prensa internacional habla de «rescate», pero Cataluña lo desmiente

Arrastre los portlets debajo de este mensaje para anidarlos.
Arrastre los portlets debajo de este mensaje para anidarlos.

Artur Mas siempre se ha pirrado por charlar con la Prensa internacional, pero puede que hoy haya cambiado de gustos y ya no quiera volver a desayunar con corresponsales extranjeros, tal y como hizo ayer en Madrid, después de comprobar la tempestad que se desató tras el almuerzo. Sus confusas palabras sobre la necesidad de que el Gobierno rescate a la Generalitat provocaron una crisis de pánico en los mercados financieros de notable magnitud, ya que la prima de riesgo se disparó hasta casi los 500 puntos debido al eco que tuvieron sus urgencias en medios como Reuters, «The Telegraph», «Financial Times» y «The Wall Street Journal».

Mas estaba ayer en Madrid porque no quería perderse la final de Copa y aprovechando el desplazamiento se organizó un encuentro con los corresponsales que residen en la capital para comentar la situación económica de la Generalitat. El presidente catalán se refirió a la necesidad de que el Gobierno impulse mecanismos (hispabonos) para abaratar el coste de la financiación y a sus dificultades para hacer frente a sus obligaciones. «No nos importa cómo lo hagan, pero necesitamos pagar a final de mes. Una economía no se recupera si no puede pagar sus deudas», afirmó Mas.

Las palabras del presidente de la Generalitat dieron lugar a un despacho de la agencia Reuters que encendió la alarma, ya que interpretó que Mas estaba implorando ayuda al Gobierno porque necesitaba liquidez muy urgente, es decir, que la Administración catalana no llegaba a fin de mes. Pero las noticias preocupantes no acabaron aquí. La edición digital del «The Telegraph» publicó en portada el siguiente titular: «Cataluña exige un rescate del Gobierno central». Fue entonces cuando se activaron los resortes de la Generalitat para reconducir la situación.

En primer lugar, la Generalitat emitió un comunicado subrayando que se había utilizado una de las informaciones de Mas «sin el contexto apropiado» y destacando también que la Generalitat está «cumpliendo estrictamente su programa financiero». También forzó una rectificación del «The Telegraph», que pasó a titular «Cataluña pide ayuda del Gobierno para pagar deudas».

La realidad es que a la Generalitat no le basta con colocar los denominados «bonos patrióticos» para satisfacer sus necesidades. Por eso, aboga por la emisión de hispabonos, ya que confía en que este instrumento sirva para calmar el voraz apetito de los mercados con la deuda autonómica.

En opinión de Mas, lo «lógico» es que el Estado tienda la mano a las comunidades para que éstas no tengan que asumir un coste cada vez más elevado para endeudarse. La Generalitat recuerda, además, que el Estado mantiene un déficit anual de unos 16.000 millones de euros debido a la diferencia entre lo que aporta a las arcas comunes .y lo que recibe de ellas.

Vídeos

  • 1