Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
viernes, 24 octubre 2014
16:36
Actualizado a las 

La Razón

Gente

Suecia ya ha ganado

  • Parte como favorita esta noche y, además, 10 de las 26 canciones han sido compuestas por suecos

  • 1
Suecia ya ha ganado
Suecia ya ha ganado

Se mire por donde se mire, no tiene rival en Eurovisión. El país escandinavo no sólo cuenta con la representante favorita, sino que de las 26 canciones finalistas, 10 están compuestas por músicos suecos, incluida la presentada por España, que comparte compositor, Thomas G:son, con la «Euphoria» (título de la canción) de Suecia. Su cantante, Loreen Zinab, ha roto todos los esquemas de esta edición tras su triunfo en la segunda semifinal del festival. «Se perfila ya como  posible ganadora. Todas las casas de apuestas europeas la marcan como máxima favorita, pero no siempre las preferidas son las vencedoras», afirma Reyes del Amor, redactora del portal online Eurovision-Spain. Loreen, de 28 años y orígenes marroquíes y bereberes, consiguió meterse en el bolsillo a más de cuatro millones de espectadores, casi la mitad de la población del país, durante la retransmisión de su designación como candidata. Y no se trata de que en Suecia hayan perdido el norte, sino que allí el fervor eurovisivo no tiene límites. «El país se paraliza al completo para seguir el festival, tiene una audiencia increíble», dice Del Amor. Gran parte de su éxito se debe al «Melodifestivalen», el concurso que determina la canción representante del citado país y sirve como trampolín a los artistas.  Además, no sólo cuenta con el respaldo de la audiencia , también tiene el de toda la familia real sueca. Por lo visto, la celebración de la final en Estocolmo incluso ha aumentado el turismo.
Lo cierto es que desde que el fenómeno ABBA fue descubierto en 1974, Suecia se ha convertido en la factoría eurovisiva. «Son punteros en cuanto a producción musical en Europa y muchos de sus autores envían propuestas de música y letra para diferentes delegaciones», explica Reyes. Al parecer, la calidad de sus estudios de grabación y su sobresaliente producción ha inclinado a decantarse por ellos también a Italia, Reino Unido, Noruega, Grecia, Chipre, Malta, Irlanda y Azerbaiján. «Tienen la clave del éxito: una producción brillante, buenos arreglos extraordinarios, y  mucha expectación», concluye la experta en Eurovisión.

Vídeos

  • 1