Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
sábado, 29 noviembre 2014
08:13
Actualizado a las 

La Razón

Finanzas

Bankia no devolverá los 19000 millones al Estado

  • La ayuda pública será en forma de capital y no de préstamo con intereses. Goirigolzarri exculpa a Rodrigo Rato de la crisis de la entidad financiera.

     

  • 1
José Ignacio Goirigolzarri compareció ayer por primera vez tras su nombramiento, hace dos semanas, como nuevo presidente de Bankia
José Ignacio Goirigolzarri compareció ayer por primera vez tras su nombramiento, hace dos semanas, como nuevo presidente de Bankia

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, aseguró ayer que en la cuentas reformuladas aprobadas por el consejo de administración el pasado viernes «no había aparecido nada raro» que no tuviera que ver con el deterioro del valor de los activos por las adversas condiciones de la economía y con los cambios regulatorios aprobados mediante los reales decretos 2 y 18 en febrero y en el presente mes. Aunque no acostumbra a hablar de personas, el sucesor de Rodrigo Rato al frente de Bankia aseguró que la labor de éste se había desarrollado «en un entorno regulatorio muy convulso y en una situación económica muy convulsa», con la dificultad añadida de sacar a Bolsa la entidad. «Un momento muy complejo». Goirigolzarri exculpaba así la gestión de su predecesor en el cargo, tras reformular las cuentas de la entidad durante el pasado año, que han arrojado unas pérdidas de 2.979 millones de euros, en lugar de los 309 millones de beneficios anunciados en febrero. «No he venido a depurar responsabilidades».

 


En su primera rueda de prensa como máximo responsable de Bankia, Goirigolzarri anunció la presentación de un plan estratégico para la entidad a lo largo del próximo mes de junio, con el objetivo de convertir a la entidad en una «franquicia sólida, rentable, eficiente y líder. Tras el proceso de saneamiento tendremos una marca muy sólida desde el punto de vista financiero y con una gran base de clientes».

 


Goirigolzarri recordó y pormenorizó las necesidades de capital previstas en el plan de saneamiento: 19.000 millones de euros para el Grupo BFA, de los cuales 12.000 millones corresponderán a Bankia.

 


Exceso de prudencia

 

Con el saneamiento, la cobertura de riesgo ha llegado al 44,5% en el sector inmobiliario, al 56,6% en los activos adjudicados, al 53,3% en los créditos dudosos y subestándar, al 13,1% del total de la cartera y al 5,1% del crédito no relacionado con la promoción inmobiliaria. Algún analista cree que el saneamiento es un ejercicio de excesiva prudencia.

 


Bankia no tendrá que devolver nada, porque se trata de una inyección de capital (19.000 millones) y no de un préstamo como los realizados hasta la fecha por el FROB. Las participaciones preferentes por valor de 4.465 millones que el FROB convertirá en acciones llevaban acarreadas un interés del 7,75% anual. «Será nuestra responsabilidad sacarle valor a esta inversión».

 


La entidad pondrá en marcha un proceso de desinversión de sus participadas, después de reducir su valor en 3.900 millones. «Pero mañana no vamos a poner en venta nada».

 


El lunes está convocado el consejo de BFA, que no tendrá sobre la mesa la fusión con Bankia, pero que sí aprobará sus cuentas.

Vídeos

  • 1