Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
lunes, 01 septiembre 2014
22:54
Actualizado a las 

La Razón

Otros reportajes

Una ciudad fantasma para que los científicos hagan sus experimentos

  • Tendrá las mismas autopistas, locales y negocios que una ciudad normal. Ocupará 52 kilómetros cuadrados. Pero por sus calles sólo pasarán científicos de bata blanca atareados en probar todo tipo de experimentos.

  • 1
Una ciudad fantasma para que los científicos hagan sus experimentos
Una ciudad fantasma para que los científicos hagan sus experimentos

En el mundo hay muchas ciudades "fantasma", con sus calles desiertas, sus edificios vacíos y una sensación de muerte y abandono. La que se va a levantar en el estado de Nuevo México, en Estados Unidos es totalmente distinta. Sobre todo, porque es la única del mundo que se construye precisamente para eso: para ser una ciudad fantasma.

Las autoridades de este estado norteamericano han confirmado el proyecto para construir un pueblo fantasma en el que sólo vivirán científicos, y en el que llevarán a cabo todo tipo de experimentos. Se espera que ninguno de ellos sea peligroso.

Pero lo más curioso de todo es que no será una sucesión de naves y laboratorios impersonales, sino que se quiere reproducir una ciudad, tal cual la conocemos, con todos sus elementos.

La nueva ciudad, bautizada como "The Center", tendrá capacidad para albergar a 35.000 personas, pero por sus calles sólo se verá a un puñado de científicos de bata blanca. El proyecto no será, desde luego barato: levantarlo costará 1.000 millones de dólares.

La ciudad será construida en Lea County, cerca de la localidad de Hobbs, y estará dotada de las tecnologías de última generación. Su objetivo es ayudar a los investigadores a probar todo tipo de sistemas inteligentes de tráfico y redes inalámbricas que puedan aplicarse en la vida cotidiana, así como evaluar la seguridad de nuestros sistemas informáticos ante cualquier alteración, incluida la de una amenaza terrorista.

"Espero que no se vuelen edificios"
Según explicó el alcalde de Hobbs, Sam Cobb, reproducir una ciudad como cualquiera de las que conocemos, pero sin sus habitantes, ofrece grandes ventajas para los científicos, que pueden probar "en la vida real" sus inventos sin ninguno de los obstáculos que supondría supeditarse al ritmo de vida cotidiano.

Además, se harán pruebas con energías renovables y sistemas de seguridad cibernética. "Espero que la única cosa que no hagamos sea destruir cosas y volar edificios", manifestó el alcalde.

La ciudad, de 52 kilómetros cuadrados, se levantará gracias al acuerdo del gobierno de Nuevo México y una empresa de alta tecnología con sede en Washington, Pegasus Global Holdings , y su filial en este Estado, CITE Development.

En Nuevo México están radicadas ya algunas de las principales instituciones científicas, nucleares y militares de los Estados Unidos. Y ese es precisamente el miedo de los habitantes de los municipios cercanos: que las pruebas que se lleven a cabo en "The Center" vayan, en realidad, más allá de probar un sistema de cruces para la ciudad. O, como dice el alcalde, que se "vuelen cosas".
 

Vídeos

  • 1