Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
miércoles, 29 octubre 2014
11:30
Actualizado a las 

La Razón

Europa

17 muertos y varios desaparecidos en los seísmos del norte de Italia

  • Al menos 17 personas han muerto, según la prensa italiana, a causa de la serie de terremotos que han sacudido desde esta mañana la región de Emilia Romagna (norte de Italia), tras el derrumbe de edificios y naves industriales, informaron fuentes de los Carabineros (policía militar). Además, se estima que hay 10 desaparecidos.

  • 1

Los carabineros confirmaron la muerte de tres trabajadores, un italiano, un marroquí y un indio, tras el derrumbe de la nave industrial de la empresa "Meta" de construcción en San Felice sul Panaro.

En la zona industrial de esta localidad se han desplomado dos naves y los bomberos están trabajando para comprobar si hay más personas atrapadas entre los escombros.

En Mirandola se han producido dos víctimas mortales al derrumbarse una nave industrial, mientras que en Concordia un anciano murió al ser golpeado por una cornisa, otras dos personas fallecieron en Finale Emilia y en Cavezzo, así como el párroco de Rovereto di Novi,

El alcalde de Concordia, Carlo Marchini, explicó al canal de televisión "Skytg24" que en esa localidad se han desplomado edificios, hay numerosos heridos y la "situación es muy grave".

El temblor tuvo su epicentro en la provincia de Módena, en la región de Emilia Romagna, en la misma zona en la que ya se produjo el terremoto del pasado 20 de mayo, que causó siete muertos, unos cincuenta heridos y más de 5.000 evacuados.

Fuentes del Instituto de Geofísica confirmaron que la magnitud del seísmo fue sobre los 5,7 y 5,8 grados en la escala de Richter y a una profundidad de 10 kilómetros, muy parecido al temblor de 5,9 del pasado 20 de mayo, aunque de menor duración.

A este terremoto le han seguido varias réplicas de menor magnitud, la última sobre las 11.45 (9.45 GMT) fue de 4,2 grados en la escala Richter y con epicentro en la localidad de Mirandola
También se ha informado de nuevos daños en los edificios históricos e iglesias de las zonas ya afectadas por el pasado temblor.

Después, en torno a las 13.00 horas, un nuevo terremoto de 5,3 grados en la escala Richter sacudió la región. Pocos minutos después, se registraba otro temblor de 5,1 grados a once kilómetros de profundidad en la escala Richter, ambos con epicentro en la provincia de Módena.

Aunque de menor intensidad que el de las 09.03 horas local (07.03 GMT), ambos terremotos han sido fuertemente advertidos debido a que se han producido a menor profundidad, explicaron desde el Instituto italiano de Geofísica.

El temblor se sintió de nuevo en todo el norte de Italia y en ciudades como Milán, muchas personas abandonaron los edificios.

Los terremotos, según informaron los medios de comunicación, han vuelto a provocar nuevos derrumbes en la zona ya afectada por el seísmo de las 09.03 y el del pasado 20 de mayo, que causó siete muertos, unos cincuenta heridos y más de 5.000 evacuados.

Por el momento no se tienen noticias de nuevas víctimas tras estos dos últimos temblores.
Desde esta mañana, la tierra no ha dejado de temblar y se han producido cerca de 40 réplicas de menor intensidad.

Los medios italianos señalan el derrumbe de la torre de San Felice sul Panaro y de la basílica de San Francisco en Mirandola y otras iglesias de la zona.

Además de Emilia Romagna, el seísmo fue sentido en todo el norte y centro del país, en las regiones de Génova, Lombardía, Piamonte, Veneto y Toscana y numerosos edificios públicos fueron desalojados en ciudades como Milán, Bolonia y Florencia.

Ferrocarriles del Estado informó de que se han suspendido la circulación en varías líneas ferroviarias en la región para comprobar posibles daños.

El presidente del Gobierno italiano, el tecnócrata Mario Monti, compareció ante los periodistas tras el seísmo para garantizar que "se hará todo lo posible y lo antes posible" para llevar ayuda a los ciudadanos.

El Gobierno comparecerá también hoy a las 17.00 hora local (15.00 GMT) ante el Parlamento para dar nuevos detalles sobre el terremoto.

 

Vídeos

  • 1