Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
viernes, 28 noviembre 2014
01:02
Actualizado a las 

La Razón

Exteriores

España pide a Londres que contenga a Picardo

  • 1
Hague y Margallo posan para las cámaras, ayer, en Londres
Hague y Margallo posan para las cámaras, ayer, en Londres

LONDRES- La reunión del ministro de Exteriores con su homólogo  británico en Londres para hablar, entre otros temas, del conflicto pesquero con Gibraltar, fue la escenificación de la muerte del Foro Tripartito. Era la primera vez que los dos ministros se veían después de que la Reina diera plantón a Isabel II por la tensión provocada con el Peñón. Ambas partes abogaron por el diálogo en busca de una «solución local» y pidieron a Gibraltar y a los pescadores gaditanos que alcancen un acuerdo para que los barcos españoles faenen donde lo han hecho siempre.
«El balón está en el terreno» de las autoridades de Gibraltar y los pescadores de Algeciras y La Línea, insistió Margallo sin hacer distinciones entre ambas cofradías: «Todos son pescadores españoles y a mí no me han elegido para dejar desprotegido a ningún pescador español», dijo.

El titular de Exteriores, que estuvo acompañado por el nuevo embajador Federico Trillo, descartó de nuevo volver a una mesa de tres para hablar de la soberanía y destacó que el almuerzo se celebró en «un clima amable» y con «franqueza», como corresponde a dos aliados «tan estrechos». «Las relaciones entre el Reino Unido y España son magníficas y no deben ser oscurecidas por un contencioso concreto», apuntó.

Por su parte, el Ministerio británico emitió un comunicado en el que Hague especificaba que se había reiterado «nuestro apoyo conjunto a una solución local». Sin embargo, el mero hecho de que se hablara del Peñón sin estar presente ninguna autoridad gibraltareña demuestra que Londres también acepta que las reuniones a tres se han acabado.

Si hay algo que el titular de Exteriores quiso dejar claro es que la Guardia Civil seguirá protegiendo a los pescadores. Además, Margallo trató de arrancar a Hague un compromiso de que dará un toque de atención a su ministro principal, Fabian  Picardo, para que afloje la presión. A finales de marzo, éste comenzó una campaña de reivindicación de las aguas en disputa que ha dificultado la pesca de las embarcaciones españolas. Picardo manifestó a LA RAZÓN su «satisfacción» porque la cita «ha puesto de manifiesto que la única competencia para resolver la crisis jurisdiccionalmente le corresponde a Gibraltar». Según Picardo, a finales de semana o comienzos de la próxima comienzan unas «mesas de trabajo» en las que también se sentarán pescadores de Algeciras junto a «técnicos y científicos» para llegar a una solución «acorde con la legalidad» de la colonia.

 

Reunión de pescadores en la línea
La jornada de pesca se desarrolló ayer de forma más calmada que en jornadas ateriores. El marisquero «Divina Providencia» pudo faenar al amparo de la Guardia Civil. Las patrulleras de la Policía gibraltareña y la Royal Navy se mantuvieron a distancia. Hoy se reúne en La Línea la cofradía andaluza de pescadores para decidir, todos a una, el rumbo a tomar.

Vídeos

  • 1