Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
lunes, 01 septiembre 2014
09:28
Actualizado a las 

La Razón

Columnistas

Silencio mezquino por Alfredo Menéndez

  • 1

La Junta de Portavoces de la Asamblea tiene este enigmático nombre porque es el lugar donde los portavoces de la Asamblea se juntan. Intuitivo ¿verdad? hablan de sus cosas, dan cuenta de lo tratado y responden a los periodistas. La obligación de los portavoces es ir y si no pueden, les sustituyen. Lo que no puede ser es «fumarse» la junta para luego salir antes los medios sentando doctrina de lo tratado sin haber ido. Eso es una falta de respeto a los ciudadanos del tamaño de la cara dura que gasta Tomás Gómez haciendo estas pellas. Pero hay más: en su comparecencia se negó a condenar el nuevo sabotaje en el Metro porque no tenía todos los datos. Es muy mezquino su silencio porque piensa que este tipo de boicots puede suponerle algún rédito político. Miserable, pero en su caso no sorprendente. Sin embargo de los asuntos de una Junta en la que no había estado sí que tenía cosas que decir. Sorprendente, pero en su caso además miserable. Si Gómez hiciera esto siempre –no opinar cuando no tiene los datos– el silencio dominaría Callao. Y los madrileños estaríamos más tranquilos.
 

Vídeos

  • 1