Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
sábado, 01 noviembre 2014
07:37
Actualizado a las 

La Razón

Cine

Que tengan ojo las perdices

  • Dirección: Rupert Sanders.  Intérpretes: Charlize Theron, Kristen Stewart, Chris Hemsworth, Ian McShane. EE UU, 2012.Duración: 134 minutos. Aventuras.    

  • 1
Que tengan ojo las perdices
Que tengan ojo las perdices

   Como Juana de Arco, Blancanieves viste una reluciente armadura, desenfunda con ganas de utilizarla pronto la espada y lidera, belicosa, al pueblo desde un precioso caballo para matar al enemigo, en este caso, una madrastra homicida que se resiste a marchitarse porque sabe que una mujer vieja y fea no puede ostentar el poder demasiado tiempo. Y ella lo quiere todo. Qué poco ha cambiado la vida en el fondo desde que los hermanos Grimm escribieran hace doscientos años este cuento inmortal, duro y semiamargo como ciertos venenos. Holly-wood ha vuelto de nuevo los ojos hacia el mito de la joven pura adormecida por una manzana pero desde una óptica completamente diferente a la protagonizada por Julia Roberts hace bien poco, una visión teñida de un  tenebrismo fatalista y espeso. Porque lo mejor de la película, por encima de ciertas licencias al poner y quitar elementos de la narración original en ocasiones cuestionables, reside en su magnífica envoltura formal (de los escenarios naturales pasando por el vestuario y los, en ocasiones, demasiado «cantosos» efectos especiales) que arropa y mima la historia eterna de esa  princesita (encarnada por la sosa y anodina Stewart, una mala elección aunque con tirón evidente entre los «teen» de pro) que debe abandonar el reino ante los celos de la esposa de su padre, al que no duda en eliminar la noche de bodas.Y es que ojo con Theron, una malvada bellísima y rubia natural que no para de gritarle a un hermano que aguanta el tirón de la mejor forma posible  que quiere arrancarle el corazón a la huérfana para beberse el candor de  los  pocos años. Que no tiene nada, sin embargo, de pobre niña desvalida; antes al contrario, Blancanieves se ha transformado en una heroína de acción y videojuego capaz de restarle planos movidos al mismísimo cazador. Ni las perdices del final  están a salvo de la belicosa muchacha.   
 

Vídeos

  • 1