Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
lunes, 01 septiembre 2014
09:28
Actualizado a las 

La Razón

Destinos

Polonia: Fútbol con acordes de Chopin

  • Poznan, Wroclaw, Varsovia y Gdansk son las ciudades anfitrionas de la Euro2012 que arranca esta semana.  La excusa del deporte sirve para acercarnos a coloridas plazas, catedrales de ladrillo y a los vestigios de la lucha contra nazis y soviéticos
     

  • 1

Este mes de junio todas las miradas van a virar hacia el este de Europa. Ucrania y Polonia serán el escenario de muchos sueños, de todos aquellos que anhelan ver a su país levantando la copa de la Euro 2012. Una locura maravillosa que España quiere repetir.
Un acontecimiento con semejante repercusión mundial es una ocasión perfecta para acercarse a países como Polonia, que no son destino de primera elección para el público español. La puerta de entrada al país no tiene por qué ser la capital, ya que con vuelos de bajo coste es posible aterrizar en otras ciudades anfitrionas como Poznan. En el siglo XIX, tres potencias –Prusia, Rusia y el Imperio Austro-Húngaro– se dividieron el país como si fuera una tarta y esta ciudad, a caballo entre Berlín y Varsovia, cayó en manos de los primeros, lo que se traduce hoy en una mentalidad germánica, una forma de ser distinta de la población de Varsovia, por ejemplo.

Ambiente juvenil


Con el ambiente agradable de una ciudad estudiantil, Poznan destaca por su colorida plaza del mercado donde se halla el Ayuntamiento (siglo XVI), uno de los más bellos de esta zona de Europa y que es el mejor ejemplo del Renacimiento en Polonia. Las casitas estrechas y policromadas que rodean este espacio público sorprenden al viajero. Como también lo hará una catedral de ladrillo, un material que extraña al que acostumbra a visitar las catedrales de piedra de nuestro entorno. Además del palacio del Kaiser Guillermo II, un paseo por el lago Malta o por su ciudadela –donde puede ver tanques y aviones soviéticos– completan el mapa turístico de la ciudad.

Otra anfitriona de la Eurocopa es Wroclaw, también Capital Europea de la Cultura para 2016 –con San Sebastián– y situada en la región de Silesia, donde abundan los bellos palacios y castillos reconvertidos en lujosos hoteles. Su corazón es la Plaza del Mercado. El Ayuntamiento, con su reloj astronómico, es una joya del gótico. A sus puertas fue fusilado el último alcalde nazi en la ciudad (entonces llamada Breslau) por querer capitular antes de que las bombas destruyesen tan bella urbe.

Wroclaw es un hervidero cultural donde es posible ver a 5.000 personas interpretando a la vez el «Hey Joe» de Jimmy Hendrix. A la isla de la catedral se la conoce como «el Vaticano de Polonia», varios edificios vinculados a la iglesia se suceden en esta zona con la catedral de San Juan Bautista como atractivo principal. No conviene olvidar el peso que la figura de Juan Pablo II tiene en todo el país. En los 80, la juventud polaca se rebeló  contra el comunismo y tomó como símbolo un enanito con capucha. Ahora estos duendes de bronce surgen en cualquier esquina de la ciudad en actitudes de lo más variadas. Buscarlos es parte de la visita.

Varsovia

Si las anteriores ciudades tenían influencia alemana en el siglo XIX, Varsovia se incluía, sin embargo, en la parte del pastel que se llevó la Rusia zarista, pero también sufrieron como nadie la invasión nazi y después cuarenta años de régimen soviético. Es por ello que sus habitantes detestan sobre todas las cosas el edificio más emblemático de la ciudad, el Palacio de la Cultura y la Ciencia, un «regalo» del padre Stalin al pueblo polaco, que el pueblo polaco pagó. Como demolerlo carece de sentido, se ha optado por disimular esta mole comunista con modernos rascacielos, pero con toda su carga política, el edificio llama la atención.

La otra Varsovia más colorida que los barrios de corte soviético y reconstruida tras el ruinoso estado en que quedó tras la II Guerra Mundial resulta agradable de recorrer: la ruta de Chopin en sus bancos musicales, los palacetes de la calle Real, la Plaza del Castillo y la del Mercado de la Ciudad Vieja con la sirena hermana de la famosa de Copenhague (Dinamarca). En el recorrido pasaremos por la casa de Marie Curie (polaca, su apellido de soltera era Sklodowskiej), por el Palacio Namiestnikowski, donde se firmó el famoso Pacto de Varsovia o por el barrio judío cuyas calles y espíritu se puede ver en la durísima película «El pianista», de Roman Polanski. Por último, no hay excusa para no pasear por el parque Lazienkowski, con su Belvedere, el palacio sobre el lago y la famosa estatua de Chopin, figura de la que la ciudad ha hecho su bandera.

La última estación de los escenarios de la Eurocopa es Gdansk (la antigua Danzig), cuna del filósofo Schopenhauer y del sindicato Solidaridad de Lech Walesa, que acabó tumbando el comunismo en Polonia. La ciudad tiene el encanto de las poblaciones costeras. En la plaza del mercado largo se hallan joyas como el Palacio Artù, el Gran Arsenal o la Casa Dorada. Uno se siente pequeño en el interior de la Iglesia de Santa María, uno de los mayores templos del mundo, con capacidad para 25.000 personas en su interior. El paseo por la orilla del río Motlawa y la calle Mariacka, con sus antiguos palacetes completan la visita. Los amantes de las compras pueden optar por el «oro del Báltico», el ámbar más apreciado se produce en esta zona. Pero estos días el fútbol lo dominará todo con los colores de las aficiones, el partido está a punto de comenzar.

Más información en: www.polonia.travel/es

 

Consejos prácticos

 

Antes del viaje:

Documento válido para viajar: DNI o pasaporte

Seguro médico: conviene llevar la tarjeta sanitaria europea

Huso horario - el mismo que en España

Clima: en verano hay que llevar la ropa como si se fuera al norte de España

Moneda: ZLOTY, siglas bancarias PLN; cambio actual 1 EURO=4.40 PLN; conviene cambiar en las oficinas llamadas kantor en la ciudad (en el aeropuerto cobran comisión)

Corriente eléctrica: igual que en España

Horarios comerciales: desde las 9.00/10.00 hasta las 22.00 en grandes superficies, hay tiendas de alimentos abiertas las 24 horas

Conducción: siempre con la luces encendidas, mejor no consumir alcohol (se permite la tasa de alcohol menor que en España), respetar los límites de velocidad y tener cuidado en las carreteras nacionales y secundarias

 


 

 

 

Vídeos

  • 1