Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
viernes, 01 agosto 2014
11:50
Actualizado a las 

La Razón

Gastronomía

Fusión transatlántica en el plato

  • Divertido y especializado en ceviches, La Panamericana fusiona a la perfección la tradición culinaria peruana, mexicana o japonesa. Un viaje gastronómico, sin salir de Madrid
     

  • 1
Fusión transatlántica en el plato
Fusión transatlántica en el plato

Viajar por el continente americano sin salir de Madrid es toda una experiencia. Más aún si lo hacemos sentados a una mesa. El reto resulta apasionante de la mano de Emiliano Reyes, exponente de la cocina fusión que recientemente ha abierto un nuevo local en Madrid. Se trata de La Panamericana, un restaurante que ofrece la cocina del Nuevo Mundo con toques de la gastronomía japonesa. ¿Qué más se puede pedir?
Con una decoración sencilla pero muy curiosa, La Panamericana es un espacio con personalidad propia. Para comenzar la divertida experiencia, el cliente puede decantarse por un delicioso cardito «xpress» servido en una curiosa cafetera italiana (que hace de filtro entre el marisco y el caldo resultante). O por el cóctel de gamba a pedir de «vodka», una creación preparada en directo en una coctelera en la que se menean los ingredientes añadiendo un chupito de éste destilado. Pero los protagonistas son, sin duda los ceviches (de salmón, langostinos y pulpo) y los tiraditos, como el de corvina con salsa de tomatillos. Las tiras de pescado unidas al ají y al punto tropical de la lima evocan aromas del Pacífico. Y siguiendo en estas latitudes, no hay que olvidar el cucurucho de ají, con un envoltorio de maíz frito relleno de pollo. Además, destacan sus propuestas inspiradas en Japón. Es el caso del «black tie sushi», de arroz negro con calamar en su tinta; el «Nikkei», sushi de caballa sobre arroz al socarrat o el «Temaki» de bienmesabe, con el toque mediterráneo del cazón en adobo. Entre los postres no hay que pasar por alto los falsos sushis («Sweet sushi»), que llevan el arroz con leche por bandera. Y como sorpresa de la casa, un par de dulces hostias, o lo que es lo mismo, un bocadillo de obleas rellenas de dulce de leche.
Emiliano también innova en la manera de acompañar todos estos platos, como la carta de vinos españoles y panamericanos… e incluso quien quiera puede traer su vino de casa.
 

Vídeos

  • 1