Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
  • 1

    OPINIÓN

    Alfonso Ussía

    Golf

Ofrecido por:
Iberdrola
sábado, 02 agosto 2014
10:37
Actualizado a las 

La Razón

Cataluña

El PSC avisa de que podría romper la disciplina de voto con el pacto fiscal

  • 1
Rubalcaba, Piqué y Navarro, ayer, a la entrada de la XXVIII Reunión del Círculo de Economía
Rubalcaba, Piqué y Navarro, ayer, a la entrada de la XXVIII Reunión del Círculo de Economía

BARCELONA/SITGES– Escarmentado porque CiU y ERC siempre hurgan en que los socialistas catalanes votan diferente en el Parlament y en el Congreso, el PSC solemnizó ayer un cambio de estrategia, asumiendo de esta manera errores del pasado que fueron objeto de debate en su último congreso. «Tenemos claro que lo que el PSC apruebe aquí en Cataluña lo tenemos que mantener en Madrid», aseguró el primer secretario, Pere Navarro.

Por tanto, con el pacto fiscal ya no se producirá aquello de reclamar el fondo de competitividad en Barcelona y olvidarse de él en Madrid, de ratificar el preámbulo del Estatut en el Parlament y de no mantener la coherencia en el Congreso. «Nuestra voluntad es que haya acuerdo con el PSOE sobre el modelo de financiación que defiende el PSC. Sólo en el caso de que no hubiera acuerdo, el PSC votaría distinto y de forma separada», explicó Navarro.

La ambigüedad
Hasta ahora, la propuesta de los socialistas catalanes es muy ambigua y así la quiere mantener. Primero porque da flexibilidad al Govern para la posterior negociación en Madrid y segundo porque así no genera un problema de discurso con el PSOE. La cuestión es si CiU aceptará que la propuesta catalana se limite a apostar por que la Generalitat sea «protagonista» en la gestión y recaudación de los impuestos.

Navarro ha mantenido contactos con el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, y la ha hecho llegar su propuesta, lo cual no significa, subrayó, que haya recibido instrucción alguna. «Somos un partido distinto, otra cosa es que hablemos y compartamos muchas cosas», dijo.

Ambos coincidieron ayer durante la segunda jornada del Círculo de Economía en Sitges, cuya conferencia principal corrió a cargo Pérez Rubalcaba. El líder del PSOE no tuvo más remedio que comentar el tema del pacto fiscal, aunque trató de escabullirse todo lo que pudo. Para empezar, concedió que el debate abierto en Cataluña sobre la financiación es «pertinente» y propio de los estados federados o, en este caso, autonómicos.

A continuación, el líder del PSOE señaló que no le «asusta» el concepto de pacto fiscal y recordó que no hace mucho se negoció un nuevo sistema de financiación para Cataluña con el ex president de la Generalitat José Montilla, que, a la sazón, estaba presente en la conferencia.
«Son las autonomías las que soportan el peso de los principales servicios públicos. Es normal que quieran revisar su sistema de financiación. En nuestro caso particular, además, se da la circunstancia de que el Gobierno sigue recaudando la mayoría de los impuestos por lo que, de no mejoran sus ingresos, ser verán obligadas a recortar de las partidas de Educación o Sanidad», afirmó el líder del PSOE.

Fue todo lo que comentó el líder de la oposición sobre el pacto fiscal, aunque Navarro está convencido de que «hay una buena predisposición del PSOE» para consensuar un nuevo sistema de financiación.

En los últimos días, el líder del PSC ha intensificado sus contactos con dirigentes de todas las formaciones en busca de mayor protagonismo y de mayor centralidad en el proceso. Ayer, antes de acudir a la conferencia de Rubalcaba en Sitges, Navarro se reunió con el presidente de Ciutadans, Albert Rivera.

Tras ese encuentro, el líder socialista reiteró algunas de sus posturas, que, en su opinión cada vez son más compartidas con el Govern. «El PSC siempre ha defendido un consorcio con capacidad decisiva de la Generalitat, y vemos con agrado que algunas propuestas que nos llevaban a un callejón sin salida están siendo modeladas», afirmó Navarro. Y añadió: «Por lo que nos alegramos de que estemos llevando hacia nuestras posiciones a otros que hasta hace poco nos hablaban de cosas distinta»

Rivera, por su parte,  Rivera, por su parte, dijo que Ciutadans no votará a favor de «un modelo inviable» que «nos conduzca a un proceso fallido como el del último Estatut».
 

Vídeos

  • 1