Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
viernes, 25 abril 2014
04:04
Actualizado a las 

La Razón

Finanzas

La Bolsa despide con caídas su «semana negra»

  • Obama dice que la UE «proyecta una sombra» sobre EE UU. Rumores de compra de bonos del BCE en el mercado secundario

Arrastre los portlets debajo de este mensaje para anidarlos.
Arrastre los portlets debajo de este mensaje para anidarlos.
Los inversores han hecho penitencia esta semana en los mercados de valores
Los inversores han hecho penitencia esta semana en los mercados de valores

MADRID- El mercado cerró ayer una de las semanas más tensas de la historia del euro y mantuvo la presión sobre todo lo cotizado relacionado con España. La prima de riesgo de nuestro país apenas se movió, el bono alemán prolongó su condición de activo refugio y todas las grandes bolsas mundiales cayeron en previsión de una desaceleración económica mundial que ya se está produciendo en los grandes países emergentes.

El posible rescate de España, incapaz de pagar el «agujero» de la banca, se dio por descontado en la mayoría de plazas. Los inversores centraron sus esfuerzos en calcular el coste que tendrá para la UE y el FMI financiar las pérdidas del sector financiero español, un paquete de ayudas estimado en entre 50.000 y 100.000 millones de euros a la espera de la valoración de las auditoras.

Con estos mimbres, aderezados con los decepcionantes datos macroeconómicos y por el mal dato de empleo de EE UU –la tasa de paro subió al 8,2% de la población activa–, las bolsas mundiales sucumbieron a las pérdidas. El presidente norteamericano, Barack Obama, señaló, tras el mal dato de empleo, que la crisis europea «está empezando a proyectar una sombra» sobre el país.

Las caídas fueron especialmente abultadas en el caso del Dax germano, que cedió un 3,42%, y el Ibex 35 redondeó su «semana negra» con un descenso del 0,41%. El principal selectivo español se ha dejado un 7,3% en los últimos cinco días de cotización y un 29,2% en lo que llevamos de año. Ayer se mostró muy volátil durante toda la jornada y llegó a perder el nivel de los 6.000 puntos antes del cierre. Excepto Bankinter y Bankia, el resto de valores financieros respiraron después de cuatro días de recortes y los principales descensos recayeron en las constructoras.

Nace el nuevo dracma griego
En el mercado secundario de deuda, el rendimiento de los bonos italianos y españoles se desplomó a partir de las 15:00 horas de la tarde, al unísono, lo que volvió a encender los rumores de que el Banco Central Europeo (BCE) habría intervenido comprando deuda de ambos países. En cualquier caso, el rendimiento de la referencia germana a diez años, la verdadera ganadora de la crisis europea, marcó un nuevo mínimo histórico en el 1,176%, lo que mitigó la recuperación de las primas de riesgo.

La curiosidad de la tarde vino a través de la agencia Bloomberg, que ofreció por primera vez una gráfica de la evolución a futuro del dracma griego –Greek Drachma (Post Euro)– como previsión de la posible salida del país del euro. El BCE llamó a la firma norteamericana y la retiraron.

Vídeos

  • 1
  • 1

    ENCUESTA