Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
martes, 25 noviembre 2014
06:46
Actualizado a las 

La Razón

Música

«Graceland»: África sigue viva

  • 1
Simon, durante el concierto de Central Park (Nueva York) en 1981
Simon, durante el concierto de Central Park (Nueva York) en 1981

Han pasado ya 25 años desde que Paul Simon, el cincuenta por ciento de Simon & Garfunkel, publicara «Graceland», un disco que se aupó a lo más alto de las listas, que despachó 14 millonesde copias y que destacaba por una llamativa cualidad: era la primera vez en la industria discográfica que se grababa con músicos surafricanos. ¿El motivo? La denuncia del «apartheid». Esta edición conmemorativa especial, que sale al mercado el próximo día 5 remasterizada en Nueva York, está acompañada de una caja de dos discos, uno con el álbum original y otro de rarezas (que incluye tres bonus track: la demo de «Homeless», «Diamond on the Soles of Her Shoes» y la primera versión de «All Around the World»), además del  documental «Under African Skies», de Joe Berlinger, estrenado en el festival de Sundance y en el que se refleja la creación e influencia del mítico álbum de Paul Simon. La decisión que tomó el músico en su día (hablamos del año 1986) no fue fácil y le acarreó más de un problema, pues se le acusó de romper el bloqueo cultural que Naciones Unidas mantenía con Suráfrica, precisamente por el espinoso tema del «apartheid». El disco, sin embargo, funcionó de maravilla, consiguió el veredicto favorable de la crítica y en 1987 se alzó con el Grammy que lo distinguía como mejor álbum del año. La gira del disco duró cinco años. «Graceland» se mantiene como uno de los discos fundamentales del último cuarto de siglo.

La reedición de este clásico coincide con otra noticia sobre el futuro del artista: ante los rumores que apuntaban a que iba a volver a reunirse con Art Grafunkel para grabar un nuevo álbum, el propio cantante lo ha desmentido al asegurar que no desea «revisar la historia» sino mirar hacia el futuro, declaraciones que fueron recogidas en una entrevista en la BBC. A sus 70 años, Paul Simon recordó que su ex compañero de fatigas escénicas está aquejado de graves problemas en las cuerdas vocales, lo que le impide cantar en su registro habitual, extremo que reafirmaría su incapacidad de coincidir en un estudio de grabación en un futuro. El dúo, rubio y con el pelo lleno de caracoles uno, y moreno y con el cabello ralo el otro, grabó de 1964 a 1970 cinco álbumes. Tras la grabación de «Puente sobre aguas turbulentas» («Bridge Over Troubled Water») la pareja se separó y decidió emprender caminos distintos: las diferencias entre ambos eran ya insoslayables y la lucha de egos, demasiado fuerte como para mirar hacia otro lado.

 

Sus últimas actuaciones
En 1981 Simon y Garfunkel celebraron un multitudinario concierto gratuito en Central Park (Nueva York) antes de embarcarse en una gira por todo el mundo, y su última actuación juntos fue en 2009, en las celebraciones del 25º aniversario del Hall de la Fama del Rock and Roll de Nueva York. En 2010 anunciaron una gira de 13 conciertos que finalmente se canceló por los problemas de salud de Art Garfunkel.

Vídeos

  • 1