Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
  • 1
    Alfonso Ussía

    OPINIÓN

    Alfonso Ussía

    Ing

Ofrecido por:
Iberdrola
lunes, 21 abril 2014
03:59
Actualizado a las 

La Razón

Columnistas

Por fin una buena noticia por Carmen Gurruchaga

Arrastre los portlets debajo de este mensaje para anidarlos.
Arrastre los portlets debajo de este mensaje para anidarlos.

En medio de la peor semana de la economía española, el ministro Montoro quiso demostrar ayer que el Gobierno va a ser capaz de controlar el déficit autonómico, responsable de la mayor parte de desviación sobre el objetivo comprometido con las autoridades comunitarias en 2011, lo que a la vez supone un mensaje positivo para quienes en Europa no lo creían posible. Para este ejercicio, las regiones deben tener un tope de 1,5%, tras la debacle del año pasado que superó finalmente el 3,3% e hizo caer por los suelos la credibilidad de España. Con este objetivo claro, el titular de Hacienda anunció como alternativa a los Hispabonos la puesta en marcha de un instrumento financiero de apoyo a la liquidez de las autonomías, pero sólo para las regiones que hagan ajustes adicionales a los que ya  presentaron en sus planes de saneamiento del pasado 17 de mayo, cuando se comprometieron en el Consejo de Política Fiscal y Financiera a aplicar ajustes de 18.349 millones de euros en sus presupuestos.

El «milagro» económico del equilibrio presupuestario autonómico en el primer trimestre ha sido posible gracias a que a principios de año el Gobierno adelantó el pago de la liquidación de 2010. En principio, esta ayuda de más de 5.000 millones compromete el cumplimiento del déficit del Estado, que acumula un 2,39% cuando su objetivo es del 3,5% del PIB a final de año, pero los expertos admiten que la mayoría de los recortes puestos en marcha tendrán efecto en los dos últimos trimestres del año. Es decir, da la sensación de que las reformas y las medidas de consolidación fiscal como subida de impuestos y recortes de gasto están dando resultado paulatinamente.
 

Vídeos

  • 1