Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
sábado, 20 diciembre 2014
16:07
Actualizado a las 

La Razón

Letizia I de Portugal

  • Los medios lusos se vuelcan con la princesa de Asturias y alaban su preparación.  Algunas revistas del corazón critican su frialdad y quieren  que Doña Letizia y Don Felipe se muestren «más enamorados» en público

  • 1
La princesa Letizia, durante  el acto celebrado el pasado jueves en la embajada española en Portugal
La princesa Letizia, durante el acto celebrado el pasado jueves en la embajada española en Portugal

Pocas monarquías despiertan tanto interés en Portugal como la española, pero la visita oficial de los Príncipes de Asturias a Lisboa ha roto los parámetros. Todos los medios han querido hacerse eco de cada movimiento de la pareja, estilismo, discurso, complicidad... Por su parte, el Príncipe Felipe y Doña Letizia son conscientes de que España está en el punto de mira y de que sus actos son observados con lupa por la Prensa internacional. Ésta ha sido una semana convulsa en la que se ha intentado hacer más vulnerable la imagen de España con la publicación de diferentes bulos como el del tabloide americano «The Wall Street Journal». Sin embargo, los Príncipes han pasado con nota su primer viaje oficial a Portugal. «Debemos dejar a un lado el fatalismo y el derrotismo para enfrentarnos con coraje, con determinación y con agilidad a los retos del momento», afirmó Don Felipe durante la reunión que mantuvieron con destacadas personalidades del mundo empresarial, cultural y social portugués el pasado jueves. Y así lo han hecho durante los tres días de su visita que ha estado marcada por la buena sintonía entre los Príncipes y el presidente de la República portuguesa, Aníbal Cavaco Silva.

La más atractiva de Europa
Un buen ejemplo de ello es el recibimiento otorgado a la pareja con honores de jefes de Estado. El país vecino siente un cariño especial por la Casa Real española, sobre todo hacia Don Juan Carlos, que vivió en Portugal durante parte del exilio. Esta emotividad parece haberse trasladado a la Prensa lusa, que no ha dudado en elogiarles. La Princesa ha acaparado todos lo focos, y es que para los portugueses, Doña Letizia es la nueva «princesa del pueblo». Su vida despierta mucha curiosidad: admiran sus orígenes humildes, su trabajo como periodista y su papel como consorte del príncipe heredero. «Hay mucha expectación a su alrededor porque no es de sangre real. No ese trata de una princesa al uso», explica a LA RAZÓN Ana Filipa Nunes, periodista de «Televisa Independente».

Una opinión compartida por Alberto Miranda, experto en realeza de la revista «VIP»: «Representa el sueño de la clase media porque viene de una familia modesta y se ha convertido en princesa», dice, y añade: «La personalidad de Letizia ha cautivado a los portugueses, que quieren saber sobre sus vestidos, maquillaje... Para nosotros es una de las princesas más atractivas de Europa». Al parecer, lo que más gusta de ella según Miranda es su aspecto físico: «Su belleza, elegancia, delgadez... Tiene una imagen sobria, y elegante, y es muy atractiva. Es princesa, sí, pero una mujer de nuestro tiempo», declara.

Además, las principales cabeceras del país alaban su discreción y afabilidad porque «a diferencia de otras princesas europeas, la española sí se acerca a saludar a la gente y los medios», comenta Miranda. Además, para la publicación «VIP», es reseñable que, lejos de darse importancia, Doña Letizia sabe en todo momento cuál es su lugar. «Desempeña muy bien su papel porque combina la cercanía con la discreción. Es una persona con la que te sientes bien», declara Vanessa Barros Cruz, redactora del magazine «LUX» .

Otra nota común en los diferentes medios es la buena preparación de la pareja. Según el periodista Joao Pedro Serafin de la «Agencia Lusa» se espera que sean unos buenos sucesores y se continuen las buenas relaciones mantenidas con Don Juan Carlos. «Todos los asistentes a la gala aseguraron a la salida que los Príncipes son muy inteligentes y cordiales. Están capacitados de sobra para reinar si España entiende que deben asumir la Corona», afirma Barros Cruz.

Precisamente esta publicación se mostró crítica con Letizia por su frialdad durante el primer día de su visita: «Se le reprochó que sus vestidos fueran demasiado clásicos y que no tuviera gestos de cariño con el Príncipe. Queremos verlos enamorados, eso vende», afirmó. Y es que, según explica, «su estilo es un referente, aunque en estos últimos tiempos no se vista de forma tan deslumbrante como hacía años atrás». Para Francisco Merino, director de la Escuela Internacional de Protocolo, «es razonable que vista más clásica y austera».

«Entiendo que quiera ofrecer una imagen contraria a grandes dispendios, el problema sería si hiciera lo contrario», comenta. Asimismo, considera que Letizia cumple su función como consorte «a la perfección. Su discreción, prudencia y seriedad se han convertido en un contrapunto», sostiene Merino.

En cuanto a las críticas sobre la botella de vino de 500 euros que al parecer bebieron durante la cena de gala, los expertos en protocolo explican que «el problema es del Gobierno portugués porque son ellos los que han querido agasajarles de esa forma». De hecho, este viaje responde a una invitación del presidente de la república portuguesa. Su objetivo era favorecer los lazos económicos existentes entre ambos países, socios en la UE y en la Comunidad Iberoamericana de Naciones. También se ha preparado la próxima Cumbre Iberoamericana de Cádiz.

En este sentido, Francisco Merino hace hincapié en la importancia de que los Príncipes asuman más protagonismo en los actos de la Casa Real como representantes de España en viajes oficiales como éste.  Además, la Princesa de Asturias afronta con firmeza y decisión su agenda propia, marcada, sobre todo, por las necesidades de la infancia y la juventud. Un aspecto que también alaban los ciudadanos.  Parece que el fervor por la monarquía española no tiene límites en Portugal, incluso se desea que aumenten la familia: «Todos esperan que Letizia tenga un hijo varón», confiesa Miranda. «Son muy queridos, no hay más que ver la cantidad de revistas que hablan de ellos, a la gente le interesa», sentencia la redactora de «Lux».

 

El interés por la familia Ortiz
La popularidad de la Princesa de Asturias crece como la espuma en Portugal. Los medios del país vecino no sólo han comentado al detalle su estilismo o comportamiento, sino que su vida familiar también ha salido a la luz. Así, varias publicaciones se hacen eco de la reciente boda de su hermana Telma y Jaime del Burgo, así como de las vidas de éstos. Otros de los temas más mencionados por la Prensa son su delgadez y, su aspecto triste, que achacan a  un posible problema alimenticio.
 

Síguenos en