Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
miércoles, 23 julio 2014
17:42
Actualizado a las 

La Razón

Destinos

Los siete imprescindibles de Budapest y el león sin lengua

  • 1
Budapest es una de las ciudades más bellas de Europa
Budapest es una de las ciudades más bellas de Europa

Quién sabe… tal vez hubo un momento en que la naturaleza decidió que el hombre no era merecedor de que una sola ciudad combinase toda la belleza existente y decidió repartirla poniendo el Danubio como separador de ambos encantos.
Por una parte Buda se quedó con el encanto de la fantasía; el ambiente medieval de un pasado rodeado de castillos, hermosas princesas, misteriosos laberintos y cuevas escondidas. Todo un capricho para cualquier bohemio o romántico.
Del otro lado Pest se llevó el encanto de las grandes ciudades; un ambiente cosmopolita rodeado de las mejores y más modernas alternativas de ocio. Todo bajo un entorno de grandiosos edificios y emblemáticas plazas que rememoran grandes victorias y gestas nacionales.
¿Cómo se logró unir estos dos mundo antagónicos? Mediante nueve puentes a través de los cuales toda la ciudad se contagia en un equilibrio perfecto entre la fantasía de Buda y la majestuosidad de Pest. Cuenta la leyenda que cuando el arquitecto terminó el famoso Puente de las Cadenas dijo que éste era tan perfecto que si alguien encontraba un solo fallo, él se mataría. Dicen que un niño fue el encargado de encontrarlo: las esculturas de los leones que protegen la entrada al puente no tienen lengua...
La gran riqueza histórica de Budapest y su diversidad de escenarios lo convierten en un lugar ideal para todo tipo de público y de turismo, pudiendo convivir perfectamente el turista en busca del lujo más exquisito con el que camina perseguido por su mochila. Todos comparten el deseo de acumular experiencias redescubriendo una ciudad llena de colorido, ambiente y contrastes en cualquier época del año.
Curiosamente, a pesar de todo lo que la ciudad tiene que ofrecer, la gran mayoría de los visitantes no suele pasar más de cuatro o cinco noches en la capital del paté y el paprika. Por esa razón queremos dar una lista de 7 cosas que no pueden pasarse por alto en cualquier escapada a "la perla del Danubio".

Los 7 imprescindibles

 

  1. Cenar en uno de los múltiples restaurantes barco a orillas del Danubio. Muchos de ellos ofrecen además música en directo, esto es sin duda, una de las escenas más románticas que se pueden encontrar en cualquier lugar del mundo. La noche y la iluminación de los castillos vistos desde el emblemático río de los amantes impregna de magia toda la escena haciendo que se detenga el tiempo, mientras se escucha como un frágil oleaje flirtea suavemente con los barcos apostados.
     
  2. Perderse por el Castillo de Buda, sus calles empedradas y casas pintorescas. Este castillo, de estilo gótico en sus comienzos, no solo es uno de los puntos más representativos de Budapest sino que sirvió como palacio de los antiguos reyes de Hungría. En sus alrededores cuenta con numerosos edificios y lugares de interés como el Palacio Sandor, la Galería Nacional de Hungría, las iglesias de Mátyás y Santa María Magdalena y el Bastión de los Pescadores, desde donde se puede ver una de las mejores vistas de la ciudad.
     
  3. Visita guiada por el Hospital secreto en la roca "Hospital in the rock". Aunque está situado en las inmediaciones del Castillo sin duda merece una mención especial. Se trata de un recorrido por la historia de Budapest a través de un antiguo hospital militar construido en 1939 a partir de numerosas cuevas descubiertas. Todas las inmediaciones están repletas de muñecos de cera que imprimen un realismo sobrecogedor: las salas de cirugías compartidas, las consultas, las urgencias, los baños, los botiquines, las máquinas de rayos X, las sillas de rueda, y un largo etc. Durante la segunda guerra mundial el hospital sirvió de bunker contra los ataques químicos y nucleares ya que cuenta con generadores propios de energía y suministros de agua. La entrada sin descuento cuesta alrededor de 12 euros y dura aproximadamente una hora.
     
  4. Visita guiada en español a la Opera con la segunda mejor acústica del mundo. Un viaje por todas las estancias del teatro, donde se cuentan cosas tan curiosas como que la Emperatriz Sissi tenía un palco de cara al público y con peor visibilidad sobre el escenario, para que todos pudieran admirar su belleza. Viendo el impresionante edificio de estilo neo-renacentista cuesta creer que el coste de las entradas en preferente sea de tan solo 40-50 euros. Para poner la guinda, la ópera te brinda la posibilidad de escuchar un mini concierto de 3 minutos, donde un tenor interpreta "a cappella" dos de los temas más conocidos en la historia de la lírica.
     
  5. Crucero por el Danubio. Uno de los clásicos de la capital Húngara es contemplarlo desde otra perspectiva; no nos referimos ni a Buda ni a Pest, sino al propio Danubio, que ofrece entre otras muchas cosas, unas vistas inolvidables del parlamento o de la Isla Margarita. La manera más original y divertida que se nos ocurre es hacerlo a través del conocido River Ride, un autobús que, durante su tour guiado de aproximadamente 2 horas, hace un recorrido por el centro de Budapest para después sumergirse en las aguas del río, iniciando así un crucero acuático ante la expectación y la cara de incredulidad de la mayoría de pasajeros. Sin duda, hacer un crucero sentado en un autobús que es capaz de flotar es toda una experiencia digna de contar.
     
  6. Recorrido en bici por el centro de Pest. Si en otras ciudades europeas alquilar una bicicleta para conocer la verdadera esencia de la ciudad es un imprescindible, en Budapest con más razón, ya que al tratarse de una ciudad relativamente pequeña la bici se convierte en el aliado idóneo para ver todo de un "plumazo": la inmensa Plaza de los Héroes, el misterioso castillo gótico de Vajda Hunyad, la Gran Sinagoga del barrio judío (solo superada en extensión por la de EEUU), el Mercado Central (el lugar ideal para comprar todo tipo de souvenirs a los mejores precios) o la glamourosa Avenida Andrássy. Para esto la empresa más conocida es Yellow Zebra Bikes por su situación cercana a la Opera. No solo alquila bicicletas por horas sino que ofrece tours temáticos por la ciudad de todo tipo ya sea andando, en bici o en Segway.
     
  7. Ir a uno de sus numerosos baños termales. Con 117 manantiales no es de extrañar que Budapest sea conocida como la ciudad Balneario. Aunque la mayoría de guías de turismo recomiendan el balneario Gellert, famoso por su aparición en anuncios de televisión y revistas, nosotros vamos a recomendar otros dos, que además, son medicinales: Széchenyi, uno de los recintos termales más grandes de Europa y Rudas, mundialmente famoso por su belleza. Además, ambos son algo menos turísticos y, por tanto, mucho mas asequibles

Además de todo lo mencionado anteriormente, existen muchas y muy buenas alternativas como subir a la colina Gellert y la Ciudadela, hacer un recorrido en tren por las colinas de Buda con una tripulación totalmente dirigida por niños, ver el parque natural de Budakeszi y un largo etcétera.
Como conclusión final me voy a permitir la licencia de hablar en primera persona para confirmar que es probable que la perfección no exista, no obstante, a día de hoy, lo más parecido que conozco tiene forma de león y le llaman Budapest. Quién sabe… tal vez el león no tenga lengua porque, en el alma del autor, su perfección y su belleza hablan por si solas...

RECOMENDACIONES DE VIAJE
Como lugar de alojamiento recomendamos el hotel Corvin Plaza Apartments & Suites no solo porque dispone de apartamentos desde tan solo 39 euros, sino también porque se trata de un hotel totalmente nuevo y situado a 3 minutos en metro del centro de la ciudad. Los apartamentos de 1 y 2 dormitorios tienen todo tipo de facilidades para que el cliente se sienta como en casa: lavadora, plancha, aire acondicionado, WIFI gratuito, amplio salón con televisión LCD y cocina perfectamente equipada, disponiendo de un centro comercial a menos de un minuto andando.
Para los turistas que quieran moverse en transporte público y disfrutar de todos los encantos de la
ciudad, es recomendable adquirir, desde 13 euros, la tarjeta Budapest Card por un periodo entre 24 y 72 horas. La tarjeta ofrece transporte gratuito en todos los autobuses, tranvías y metros de Budapest, además de numerosos descuentos en restaurantes, balnearios y diversas atracciones. También incluye, de forma gratuita, visitas guiadas andando y la entrada al zoo.

REDACTOR: Ángel Carrera Durio
FOTOGRAFO: Aurora Arbona Spinoza
COORDINADOR: José Buitrago
CORVIN PLAZA APARTAMENT & SUITES
Kisfaludy 3, 1082 Budapest (Hungary)
Tel: (+36) 1 785 3470
https://www.kategoraplaces.com/aparthotel/budapest/corvin-plaza-apartments-amp-suites/

BUDAPEST CARD
Tourism Office of Budapest
H- 1115 Budapest, Bartók Béla út 105-113., Hungary
Tel: (+36) 1 266 04 79
http://www.budapestinfo.hu/

YELLOW ZEBRA BIKES
Lázár u. 16. VI. District
Tel/ Fax: (+36) 1 269-3843
http://yellowzebrabikes.com/

RIVER RIDE
H-1054 Budapest, 5th district, Akadémia st. 1.
Tel: (+36) 1 33 22 555
http://www.riverride.com/

OPERA
H-1061 Budapest, Andrássy Ave. 22.
Telephone: (+36) 1 81 47 100
http://www.opera.hu/

Vídeos

  • 1