Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
miércoles, 22 octubre 2014
00:30
Actualizado a las 

La Razón

Otros reportajes

Hasta seis euros sin pedir nada a cambio

  • En tiempos de crisis, pedir dinero a los amigos es especialmente habitual. La mayoría de las personas que participaron en una encuesta, cifran en seis euros la cantidad que darían sin esperar que sea devuelta algún día.

  • 1
Hasta seis euros sin pedir nada a cambio
Hasta seis euros sin pedir nada a cambio

En momentos de necesidad económica, son muchos aquellos que recurren a la familia y los amigos para pedir ayuda financiera. En el caso de los amigos, un estudio elaborado en Gran Bretaña entre 1.811 encuestados, pone de relieve que las cantidades de dinero que daríamos sin esperar que sea devuelto algún día superan por poco los seis euros.

Alrededor del 43 por ciento de las personas encuestadas por la página web «MyVoucherCodes.co.uk» darían hasta seis euros a un amigo sin pedirle que los devuelva, mientras que el 24 por ciento estaban dispuestos a entregar hasta 12 euros sin esperar verlo nunca más.

Aunque el dinero adeudado a los amigos suele ser devuelto, según concluye el estudio, una tercera parte reconoce que la deuda no fue saldada jamás. Pero, ¿qué ocurre con cuantías más altas?

«Cuanto menor sea el dinero que pidas, más fácil será que tu amigo pueda prestártelo. Mejor aún, podrás devolverle el dinero más rápido y tendrá un menor impacto sobre tu amistad», subraya la guía «eHow» sobre cómo pedir dinero a personas del entorno. «Evita utilizar la culpa para convencer a tu amigo. Este no es el momento de recordarle todos los favores que le has concedido», indica el sitio web acerca de la negociación.

Existen, sin embargo, ideas opuestas a la petición de ayuda a los más cercanos. «Permíteme ser el aguafiestas, creo que esta no es la mejor solución», describe el sociólogo Carlos Alvarez. Según su guía de consejos, al pedir dinero a los amigos tan sólo se hacen promesas que no se van a cumplir y se toman atajos que no solucionan el problema de fondo y la única garantía es que «la relación se vuelve tensa».

El dilema se traslada al tejado de la persona a la que se ha solicitado dinero: «Si decides no darle el préstamo, dile claramente y sin demoras que no podrás prestarle el dinero. De este modo evitarás incertidumbres y tensiones que puedan interferir en la relación», aconseja la comunidad virtual de ideas y soluciones «BienSimple.com».

Necesidad de contratos
Si no hay documentos firmados que verifiquen el préstamo y las condiciones exactas de su devolución, no hay nada que hacer ante la Justicia. En el caso de que la otra persona negara que hubiera habido préstamos, no habrá pruebas sobre las que sustentar una denuncia. Incluso habiendo constancia a través de un extracto bancario que confirmara la transferencia del dinero, la persona que lo recibió podrá esgrimir que era una donación desinteresada y no un préstamo retornable.

Vídeos

  • 1